Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rituales esotéricos y pintadas amenazan mámoas y petroglifos en O Galiñeiro

Los comuneros de Vincios denuncian ataques al entorno de Auga da Laxe y Chan de Valverde | En uno de los ritos se usó fuego, en un lugar arrasado por los incendios hace hoy 4 años

Una de las rocas pintadas con la estrella de David en el suelo, en el mirador de O Galiñeiro. | // C.M.VINCIOS

Las pintadas también llegan al monte. La proliferación del vandalismo en espray se ha notado en el mobiliario urbano y los edificios públicos de Gondomar en los últimos meses. Y los ataques parecen extenderse a sus espacios naturales. Por si fuera poca la inquietud en torno al nuevo parque eólico que lo ronda por la cara sur, O Galiñeiro registra también este tipo de ataques. Los comuneros de Vincios han localizado varios en diversas rocas, algunas incluso muy próximas a yacimientos arqueológicos de gran relevancia. En al menos dos casos, sobre las piedras aparecen mensajes de contenido religioso acompañados de restos de misteriosos rituales en el suelo, incluso con pequeñas quemas alrededor, con el riesgo de incendio que eso supone. Hoy mismo se cumplen cuatro años de la trágica oleada que arrasó 550 hectáreas, el 80% de la superficie forestal de la parroquia gondomareña, donde sigue muy presente el pánico al fuego. Por lo que la comunidad de montes ha decidido poner el asunto en conocimiento de la Guardia Civil.

"Cristo vive y reina" es uno de los mensajes pintados, junto al que apareció una estrella de David rasgada en la tierra

decoration

“Cristo vive y reina” puede leerse en letras blancas en una de las piedras de gran tamaño a 200 metros del conjunto de petroglifos de armas más importante de Europa, el de Auga da Laxe, y a 40 de las mámoas de A Chan de Valverde. El mensaje se encuentra en un espacio protegido no solo por su valor patrimonial sino también paisajístico, ya que se trata de un mirador natural de O Galiñeiro, con vistas al mar y a buena parte de la comarca miñorana y Vigo. Junto al mensaje, aparece una gran estrella de David rasgada en la tierra y rodeada de un círculo decorado con pequeñas piedras. En las proximidades del merendero, también hay pintadas e incluso restos de una quema de papeles y objetos que también apunta a algún rito esotérico.

Dirigentes de la comunidad de montes se encontraron las escenas en los últimos días, durante una especie de inspección rutinaria. Recorren el terreno periódicamente ante la frecuente aparición de este tipo de agresiones al medio en los últimos meses. Sospechan que algunas personas o grupos acude con regularidad a la zona para celebrar sus ritos u ofrendas “sin ningún respeto por el entorno”. Las rocas afectadas no contienen grabados prehistóricos “de casualidad”. “Las pintan al tuntún y cualquier día nos emborronan un petroglifo”, explican.

Restos de amianto, considerado un residuo cancerígeno, localizados en vertidos incontrolados en Vincios. // C. M. Vincios

Los comuneros son conscientes de que será difícil dar con los autores y por eso, además de denunciarlo oficialmente, lo hacen a través de las redes sociales. “Es importante dar a conocer estas faltas de sensibilidad y de conocimiento y crear conciencia”, explican.

Localizan además varios vertidos, algunos con residuos peligrosos como el amianto

decoration

Las pintadas halladas no solo contienen mensajes relacionados con aspectos religiosos. También hay restos de señalizaciones de pruebas deportivas o rutas a pie que los comuneros también denuncian. “Si para cada actividad que se hace en el monte no se retirasen las señales o se pintasen las piedras o se clavasen los árboles sería un desastre”, comentan.

Son numerosos y habituales también los vertidos incontrolados hallados, “pese a existir un punto limpio muy cerca, aquí mismo en Vincios”, se quejan los miembros de la junta rectora. Hay montones de escombros, enseres, muebles viejos y hasta residuos peligrosos como la uralita, que contiene amianto, un material considerado cancerígeno cuya manipulación corresponde obligatoriamente por ley a empresas especializadas.

Compartir el artículo

stats