La Xunta colaborará con el Concello de Soutomaior en la ejecución de las actuaciones necesarias para la mejora de la depuradora de Comboa, que contempla una inversión autonómica de 390.000 euros. El Consello da Xunta autorizó ayer el acuerdo entre la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade –a través de Augas de Galicia– y el Ayuntamiento de Soutomaior para realizar las obras en esta planta de tratamiento de aguas residuales, en la que se sustituirán los equipos y elementos obsoletos que ya cumplieron su vida útil.

La administración hidráulica de la Xunta asume íntegramente la financiación, contratación y ejecución de las obras de renovación de la estación depuradora, adaptándola a la nueva normativa, una actuación cofinanciada en el marco del programa operativo Feder Galicia 2014/20. Por su parte, la entidad local deberá poner a disposición los terrenos necesarios para ejecutar las obras, tramitar las autorizaciones precisas para posibilitar su realización y asumir posteriormente las actuaciones que se lleven a cabo.

La depuradora de Comboa se puso en funcionamiento en el año 2001. Se trata de una infraestructura con instalación fisicoquímica sin tratamiento secundario, que en la actualidad presenta problemas de generación de olores y carece de un pozo de gruesos previo, lo que provoca que arenas, piedras, toallitas y otros elementos lleguen a los equipos de filtración provocando atascos. Esta circunstancia implica paradas en la planta y alivios al río Verdugo de agua sin tratar.

Las actuaciones recogidas en el proyecto redactado por Augas de Galicia tienen como objetivo mejorar el estado de las instalaciones e incrementar el control sobre la explotación de la depuradora, así como la implementación de los sistemas de desodorización, lo que repercutirá en la calidad ambiental de la zona. La planta da servicio a una población de más de 2.400 habitantes.

Augas de Galicia sigue trabajando, además, en la redacción del proyecto de una nueva depuradora en Arcade, que supondrá una inversión de dos millones.