Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vuelta a la lucha por un Galiñeiro libre de eólicos diez años después

La plataforma que une a 43 colectivos se reactiva contra los 8 nuevos aerogeneradores | El Concello de Gondomar se opone al proyecto y plantea un frente común al de Tui

Jesús Rodríguez, portavoz de la plataforma, muestra la ubicación prevista para los molinos de A Paraguda, en una zona con vistas a todo el Val Miñor. | // ALBA VILLAR

Habían bajado el ritmo tras lograr la retirada en mayo del proyecto eólico que planteaba 13 molinos de viento en la cumbre de Vincios, pero a la Plataforma pola Protección da Serra do Galiñeiro no le queda más remedio que volver a la carga. Tras conocerse la existencia de otro parque en el horizonte en la cara sur del macizo, el de A Paraguda, con 8 aerogeneradores de 112 metros de altura y 137 de diámetro en territorio de Gondomar y Tui, los portavoces del colectivo han vuelto a empezar una década después de aquel primer intento de la compañía Terra do Vento. Lo hacen con fuerza porque saben que, aunque lleve diez años, “a veces las batallas se ganan”, explica Jesús Rodríguez, uno de los portavoces de la coordinadora que une a 43 colectivos ecologistas, vecinales y culturales de toda la comarca del Val Miñor, Vigo y de diversos puntos de la comunidad gallega. Regresa la lucha y hay que prepararla. Calentar motores y buscar apoyos es lo que toca y el del Concello ya lo tienen.

La coordinadora ofrecerá charlas informativas a los vecinos en las parroquias afectadas

decoration

Representantes de la coordinadora se han reunido ya con el alcalde, Paco Ferreira. El gobierno municipal se opone frontalmente al proyecto. “Estabamos en contra del anterior y ahora de este. El Plan Xeral otorgará la máxima protección al Galiñeiro”, recuerda el regidor. Del encuentro ha surgido un acuerdo para cerrar filas contra el parque eólico de A Paraguda y trazar una hoja de ruta de movilizaciones. Volverán a sentarse la próxima semana, el jueves 21. Esta vez con los propietarios de los terrenos afectados por los cuatro molinos que se ubicarían en territorio de Gondomar, para informarlos del proyecto y sus consecuencias. Ni el presidente de la Entidade Local Menor de Morgadáns, Alfonso Misa, ni el de la comunidad de montes de Peitieiros, Carlos Misa, se pronuncian todavía sobre el parque eólico. Porque carecen de datos suficientes para hacerlo, aseguran, y porque lo ven todavía “a largo plazo”. Y es que aparece oficialmente en el apartado “Pendentes de admisión” del Rexistro Eólico de Galicia, es decir, la Xunta todavía no ha puesto en marcha su evaluación ambiental.

"No podemos permitir molinos a 150 metros del Monte Aloia", recalca el alcalde

decoration

Pero tanto el alcalde como el portavoz de la plataforma prefieren calentar motores. “Isto é unha loita de todos os días”, advertía ayer Jesús Rodríguez. Antes de organizar protestas, la coordinadora recaba toda la información tanto sobre la tramitación como sobre el terreno. Sus integrantes recorren las zonas afectadas para conocer de cerca su riqueza natural y cómo se verán afectadas. Luego llevarán la información a los vecinos, tanto los gondomareños de Peitieiros y Morgadáns como a los tudenses de Malvas, en forma de charlas. Para ello inician ya los contactos con las asociaciones y con el Ayuntamiento de Tui.

Con su alcalde, Enrique Cabaleiro, mantenía ayer mismo un encuentro el gondomareño, Paco Ferreira. La cita había sido fijada antes de conocerse la existencia del parque eólico de A Paraguda, para abordar otros asuntos, pero los aerogeneradores centraron finalmente la conversación finalmente. El regidor de la villa condal propuso al tudense formar un frente común “porque no podemos permitir que coloquen los molinos a 150 metros de un parque natural como el Aloia”. La respuesta fue positiva y los dos ayuntamientos irán de la mano en la lucha.

Compartir el artículo

stats