Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos de Arealonga se oponen a un nuevo bloque de 36 viviendas en el frente marítimo

Advierten que los viales de la zona no están preparados para un incremento de tráfico | Solo el BNG se opuso en el pleno a una modificación del PERI para encajar el edificio

El bloque de viviendas se ubicará en la única parcela sin edificar en el frente marítimo de Arealonga. |   // FDV

El bloque de viviendas se ubicará en la única parcela sin edificar en el frente marítimo de Arealonga. | // FDV

El proyecto para la edificación de un bloque de 36 viviendas en la fachada marítima de Chapela, ubicado frente a la playa de Arealonga en pleno centro del paseo, ha generado rechazo entre los residentes de la zona. La Asociación de Vecinos de Chapela, a quienes los afectados han solicitado apoyo, va a reclamar al Concello toda la documentación del proyecto, ya que consideran que los viales de acceso no están preparados para soportar un incremento del tráfico de vehículos, y además creen inadecuado el acceso a los garajes por la parte trasera, un estrecho camino sin salida.

El pleno de Redondela aprobó en su última sesión la propuesta de modificación del Plan Especial de Reforma Interior (PERI) de Chapela para reordenar los espacios para este edificio, una cuestión que solo contó con el rechazo del BNG, que considera que la construcción del bloque de 36 viviendas, con una fachada de 52 metros de longitud, “contribuirá a deteriorar aún más el entorno de la playa de Arealonga, ya que supone el cierre definitivo del borde litoral de Chapela, uno de los principales espacios de ocio de los vecinos”, señaló el portavoz nacionalista, Xoán Carlos González.

Tres alturas

El proyecto consta de un edificio único con bajo, dos plantas y bajocubierta con 36 pisos y apartamentos y 46 plazas de aparcamiento. “Lo que se pretende es sacar el máximo rendimiento lucrativo de esta obra, incluso reconvirtiendo los bajos, tradicionalmente destinados a actividad comercial, en ocho viviendas”, criticó el edil del BNG.

Los nacionalistas consideran, al igual que los vecinos que presentaron alegaciones al proyecto, que las 46 nuevas plazas de garaje supondrán un incremento del número de coches que continuamente se moverán en esta zona de ocio de Chapela, sobre todo en la época estival. “El entorno del espacio de Arealonga se verá gravemente alterado”, indicó González, que subrayó que “el caso más extremo se producirá en los accesos a los garajes por el Camiño da Grila, donde ni siquiera puede acceder una ambulancia”.

El edil nacionalista considera que esta construcción provocará un nuevo problema de encarecimiento de la vivienda en el entorno de Arealonga. “Estamos ante un bloque con una marcada orientación de segunda residencia, con lo que encarecerá tanto el precio en propiedad como los alquileres en parte de Chapela” , explica González, que también justificó su rechazo a esta actuación “puesto que no obedece a los intereses medioambientales de la playa, de mejora de espacios públicos, ni de condiciones más favorables para la adquisición de vivienda para el conjunto de los vecinos”.

Compartir el artículo

stats