La Xunta, a través de Augas de Galicia, ha abierto un procedimiento sancionador al Concello de Pazos de Borbén por diversos incumplimientos en materia de vertidos. Concretamente, por el mal funcionamiento del tratamiento de desinfección; falta de realización y remisión de autocontroles y, el más grave, por los vertidos de aguas residuales al río Alvedosa procedentes de la estación depuradora de la parroquia de Amoedo.

El expediente podría implicar una sanción de hasta 5.000 euros, según aseguran desde Alternativa Veciñal por Pazos, que advierte que el Concello se expone más expedientes en el futuro ante la situación de la red de saneamiento, ya que aseguran ante el mal funcionamiento de las distintas estaciones depuradoras de bombeo.