Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El incremento de matrícula en el IES de Soutomaior deja sin bus escolar a los alumnos de Arcade

El servicio no atiende a los residentes a menos de dos kilómetros

Vista del exterior del instituto de Soutomaior. | // FDV

El notable incremento de la matrícula durante este curso en el IES de Soutomaior ha generado un problema con el transporte escolar al carecer de plazas suficientes para atender a todos los alumnos que solicitaron el uso del autobús. Los afectados son los estudiantes que residen a menos de dos kilómetros del centro educativo, los usuarios de las paradas de Pierres y O Calvario que, al carecer de este servicio básico, están obligados a caminar cada día durante más de media hora desde sus casas para asistir a clase. Una situación que se vuelve insostenible con la llegada de la temporada de lluvias y con la reducción considerable de las horas de luz durante el invierno, lo que obliga a los menores de edad a caminar fuera del núcleo urbano en unas condiciones muy complicadas.

La dirección del instituto solicitó al servicio de transporte de la Consellería de Educación la ampliación del número de plazas en las dos líneas de autobús excepcionales de Arcade para atender la demanda existente, pero la respuesta fue negativa al alegar que el centro educativo se encuentra dentro del núcleo urbano, por lo que no tendrían derecho al servicio según la normativa. Ante esta situación, ahora trabajan con objetivo de acomodar al mayor número de alumnos en las plazas existentes. El director del centro, Modesto Campos, explicó –en una entrevista realizada en Radio Redondela– que este año el número de alumnos aumentó de 408 a 452. Un incremento importante debido, sobre todo, a la llegada de niños procedentes de Vilaboa que eligen esta opción frente a Pontevedra al disponer de una línea regular de transporte a Soutomaior y por tratarse de un núcleo pequeño y en zona rural, característica valoran que muchas familias.

La dirección del centro trata de solucionar el problema del transporte acomodando parte de los alumnos afectados en las plazas que queden libres en las otras líneas, y también trata de recolocar a los estudiantes de Bachillerato –etapa postobligatoria sin servicio de transporte– si hay plazas.

El BNG se involucra

Por su parte, el BNG de Soutomaior anunció ayer que llevará al pleno municipal y al Parlamento gallego la falta de plazas en el transporte escolar de este centro de Secundaria. Según explica el portavoz nacionalista, Manu Lourenzo, la respuesta ofrecida por Educación al justificar que el instituto se encuentra en el núcleo urbano “es una interpretación errónea, ya que el Plan Xeral de Ordenación Municipal deja claro que el centro educativo está fuera del núcleo urbano”.

Compartir el artículo

stats