Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Miradores modelo en el Baixo Miño

La Xunta se inspira en tres espacios de la comarca para diseñar una guía de buenas prácticas para la identificación, acondicionamiento y potenciación de los 472 balcones gallegos

Mirador del Monte Santa Trega, en A Guarda.

Mirador del Monte Santa Trega, en A Guarda.

La gran variedad de paisajes que ofrece Galicia, tanto por la configuración de su costa, como el trazado de sus ríos y la morfología de sus montañas, valles y elementos patrimoniales, crea una red de miradores por toda la comunidad que es preciso conservar. Y para ello, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda acaba de publicar una guía monográfica de buenas prácticas para la identificación, acondicionamiento y potenciación de su valor turístico y natural de los 472 espacios inventariados en toda Galicia. En esta guía no falta uno de los miradores más emblemáticos de Galicia, el del Monte Santa Trega, que aparece como uno de los más completos por sus vistas 360º.

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, visitó ayer lo alto del Santa Trega, en compañía del alcalde de A Guarda, Antonio Lomba, para informar de dicha publicación, en la que también ocupan un lugar destacado otros dos miradores del Baixo Miño: el de la Explanada Horizonte y el de los Molinos de O Folón y O Picón, ambos en O Rosal. “Estos puntos de visualización son uno de los grandes atractivos de nuestra comunidad, ya que tenemos un fuerte liderazgo en este aspecto en el ámbito nacional y europeo por la orografía y la belleza de nuestra tierra, por lo que queremos obtener el mayor rendimiento turístico y medioambiental, al tiempo que protegemos, preservamos y potenciamos estos lugares tan imponentes”, explicó Luis López.

Mirador de los Muíños do Folón e do Picón.

La guía, elaborada por el Instituto de Estudos do Territorio da Xunta, recoge las buenas prácticas para la identificación, acondicionamiento y protección de su valor turístico y natural, con medidas concretas en lo que se refiere a los accesos, mobiliario, señalización y cuidado. Asimismo, también se concretan las pautas y las acciones para el diseño de nuevos miradores, un tipo de ocio cada vez más demandado. Dichas actuaciones varían según la tipología de cada espacio, que se distribuyen en las categorías de aguas dulces, costa, paisaje agrícola, montaña, cielo nocturno, elementos patrimoniales, paisaje urbano y paisaje industrial.

Miradores modelo en el Baixo Miño

Para crear esta guía se analizaron más de un centenar de miradores gallegos, entre los que están estos tres del Baixo Miño. En este sentido, el delegado territorial destacó en el Monte Santa Trega el peso del sur de la provincia de Pontevedra en la relación de los principales miradores de Galicia, favorecido por la presencia de numerosos montes, del cauce del río Miño y de la fachada hacia el Océano Atlántico. Además del A Guarda y O Rosal, también fueron analizados el de San Nomedio, en As Neves, o los de Virxe da Rocha y Cabo Silleiro en Baiona.

Compartir el artículo

stats