Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mos intenta frenar la fuga de empresas al norte de Portugal

El Concello convoca una reunión con los empresarios representantes de las firmas afectadas por el encarecimiento del canon del suelo

Una nave en el polígono industrial de Monte Faquiña, en Mos. // Anxo Gutiérrez

Una nave en el polígono industrial de Monte Faquiña, en Mos. // Anxo Gutiérrez

El Concello de Mos quiere evitar la fuga de empresas del polígono de Monte Faquiña al norte de Portugal a consecuencia del incremento de hasta un 1.200% en los precios del canon por uso de los terrenos que les impone el actual propietario, la comunidad de montes de Tameiga. Con el fin de “buscar soluciones y gestionar correctamente los apoyos al mantenimiento de estas empresas”, la alcaldesa, Nidia Arévalo, ha convocado a los representantes de las firmas afectadas, a la Asociación de Empresarios de Mos y a los portavoces de los grupos políticos presentes en la Corporación municipal, a una reunión de trabajo que tendrá lugar el próximo 15 de septiembre, a las 19 horas, en las instalaciones de la Axencia Local de Colocación.

“Mos no puede perder capacidad productiva, y para eso debemos ser cada vez más competitivos e intentar demostrar que conviene seguir apostando por Mos como territorio de oportunidades”, manifiesta la regidora, destacando que “desde el Concello nos esforzaremos para canalizar cooperaciones y colaboraciones, pero siempre pensando en la defensa y promoción de la industria mosense”.

Las empresas de Monte Faquiña generan 800 empleos directos

decoration

Asimismo, desde el Concello de Mos apuntan que, en la actualidad, las empresas situadas en el área industrial de Monte Faquiña generan 800 puestos de empleo de manera directa. Su peso en la economía del sur de la provincia de Pontevedra fue siempre muy significativo, pero el elevado canon que le exige la comunidad de montes de Tameiga por la ocupación de las parcelas, desde que esta es propietaria de los terrenos por sentencia judicial, amenaza la continuidad de la mismas en territorio mosense.

Firmas como Dalot, Ralotrans, PMA Nutrigas, Termojet, Autocares García, Blanco Quintas, Neumáticos Berbés, Grupo Copo, Locatel e Integral Data, son algunas de las empresas que barajan mudarse al norte luso, donde ya tienen puesto el ojo en el Polígono Industrial de Valença de Miño y donde la Câmara Municipal les ofrece terrenos en propiedad a 20 euros el metro cuadrado.

En este sentido, cabe recordar que varios empresarios de Monte Faquiña se reunieron recientemente con el presidente de la Câmara Municipal de Valença, Manuel Lopes, para valorar esta alternativa, que plantea una ubicación limítrofe con Galicia y la oportunidad de obtener una licencia de construcción y actividad en solo 8 días, lo que les libraría de la excesiva burocracia gallega. Precisamente para poner freno a esta situación, el Concello de Mos convoca a los empresarios a una reunión. “Cuanta más industria se desplace allí, más pymes verán en Portugal un paraíso empresarial”, teme la alcaldesa.

Compartir el artículo

stats