El servicio de salvamento ha recuperado el cadáver de un vecino de Baiona de 75 años en aguas de la playa de A Ladeira. Se desconocen las causas de la muerte aunque todo apunta a una indisposición. 

La propia esposa del fallecido daba la voz de alarma en torno a las seis de la tarde. El hombre, delicado de salud, no aparecía y había dejado sus efectos personales, chanclas y camiseta incluidos, en el muelle de Santa Marta, como hacía con frecuencia para caminar por la orilla del mar. 

Enseguida se movilizaron patrullas de la Policía Local y de la Guardia Civil mientras que los socorristas peinaban la zona. Fueron ellos los que localizaron el cuerpo en apenas una hora. 

Una ambulancia del 061 se desplazó al lugar y los sanitarios trataron de realizarle la reanimación cardio-pulmonar, pero nada se pudo hacer por salvarle la vida.