Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un grano de arena contra la leucemia

Un redondelano organiza una carrera de montaña solidaria en el Parque Natural del Montsant para recaudar fondos contra la enfermedad que padece su hijo

El redondelano Antonio Figueroa, en el centro, junto a sus amigos Óscar Griño (d.) y Carles Raimat. | // FDV

Un esfuerzo titánico con fines benéficos. El redondelano Antonio Figueroa, aficionado a las carreras de montaña, organizará el próximo mes de octubre junto a un amigo catalán, Óscar Griño, un reto solidario para recaudar fondos contra la leucemia y el cáncer infantil, que serán donados íntegramente a la asociación Bicos de Papel de Vigo y a la Fundación del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

La prueba consistirá en recorrer en 100 horas una ruta de 330 kilómetros por Parque Natural de la Sierra del Montsant, situada el norte de la comarca del Priorat, en Tarragona. Un exigente recorrido a través de las montañas cuya salida está prevista para el 8 de octubre desde el puerto de Beceite, y a la que la gente podrá apoyar sumándose de manera virtual en los tramos que cada uno elija a través de la página web https://oscarbolu2.wixsite.com/saluticames. En función del recorrido que seleccione, el usuario donará un euro por kilómetro, que se destinará a la lucha contra la leucemia infantil.

La iniciativa surgió precisamente por la cercanía de esta enfermedad a Antonio Figueroa. En febrero del pasado año, poco antes del confinamiento por la pandemia de COVID-19, le diagnosticaron a su hijo Anxo, de 2 años, una leucemia en el Hospital Álvaro Cunqueiro. Tras varios meses recibiendo tratamiento y tras un ingreso en la UCI pediátrica por complicaciones, el pequeño fue dado de alta hospitalaria, pero continúa con seguimiento médico semanal. “Fue entonces cuando mi pareja empezó a darle vueltas sobre cómo colaborar con los niños que se encuentran ingresados y un amigo aficionado a las carreras de montaña de larga distancia [Óscar Griño] les plantea organizar una carrera solidaria y de ahí surge el desafío que tenemos entre manos”, explica Antonio.

Deporte duro

Para afrontar el reto, este redondelano de 40 años y residente en Santo Estevo de Negros, entrena varios días a la semana por los montes Vixiador y Galleiro. “Es un deporte duro pero que tiene muchos aficionados y se puede practicar hasta cualquier edad, en función del estado físico de cada uno. Suelo hacer entrenamientos cortos de una hora y media, que alterno los fines de semana con otros largos, como ida y vuelta a Pontevedra, unos 50 kilómetros, y otras veces voy hasta Santiago por el Camino jacobeo unos 100 kilómetros”, comenta. Unas distancias que, aunque parecen exageradas, son asequibles para un corredor acostumbrado a enfrentarse a recorridos técnicos, más duros y largos, tras realizar en los últimos años varias carreras de montaña de larga distancia en varias partes de España e internacionales.

Tras el reto solidario del Montsant, que realizará junto a su amigo Óscar entre los próximos 8 y 12 de octubre, ya tiene en mente nuevos desafíos. Uno es la organización de una carrera en Galicia de cuatro jornadas, de más de 300 kilómetros de recorrido, con salida desde Lugo y llegada a Vigo, pasando por Santiago y Ourense. Siempre con fines benéficos y sin ánimo de lucro. Una forma saludable de aportar, aunque sea un grano de arena, en la lucha contra la enfermedad que afecta a su hijo.

Compartir el artículo

stats