Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ian Gibson: “Encontrar la tumba de Lorca puede ser la gran reconciliación de España”

El hispanista, protagonista en Cans, abre la puerta a un proyecto relacionado con Galicia

Ian Gibson, ayer en Cans. | // A.P.

Todavía con la resaca emocional del aplauso interminable que recibió tras el estreno del film “Donde acaba la memoria”, del cineasta Pablo Romero-Fresco, el hispanista Ian Gibson confesó ayer a FARO que, si en lugar de un documental sobre el viaje de Buñuel a Las Hurdes, le hubieran propuesto una película autobiográfica, se lo habría pensado, dos, tres y hasta cuatro veces, y “quizás hubiera dicho que no”. “Ahora, a lo hecho, pecho”, bromea el irlandés, protagonista de la película que abrió la decimoctava edición del Festival de Cans.

Gibson huye de personalismos y prefiere seguir profundizando en la vida de Federico García Lorca, de quien ha escrito decenas de biografías, al igual que de Salvador Dalí, Antonio Machado y Luis Buñuel. “El Madrid de entonces estaba lleno de gente fascinante que me hubiera gustado conocer”, comenta Gibson sobre la época en la que convivió la Generación del 27, cuyo final estuvo marcado por el asesinato de Federico García Lorca a manos del bando sublevado.

“España no puede tener todavía más de 100.000 muertos en fosas comunes”

decoration

Dónde está la tumba del poeta es una de las grandes incógnitas del régimen franquista y a los que defienden que no hay que reabrir heridas, Gibson les dice que “nadie está buscando venganza, solo reparación”. “España no puede tener todavía más de 100.000 muertos en fosas comunes”, denuncia el biógrafo, seguro de que “si no afrontamos lo que aquí pasó con la dictadura, la sociedad no va a avanzar”. “Encontrar la tumba de Lorca puede ser la gran reconciliación de España”, aventura.

Sobre la ubicación desconocida del cuerpo del poeta, Gibson es de los que cree que está enterrado en el Parque Federico García Lorca, en Alfacar (Granada). “Es el desaparecido más famoso del mundo”, apunta, lamentando las trabas que ha puesto siempre la familia de Lorca para encontrarlo.

“Juan Carlos I es una terrible decepción”, lamenta el hispanista, a quien le “gustaría ver a Felipe VI como jefe de la República”

decoration

Gibson también habla sin pelos en la lengua del rey emérito porque “pago mis impuestos en España”. “Juan Carlos I es una terrible decepción”, lamenta el hispanista, a quien le “gustaría ver a Felipe VI como jefe de la República”.

A sus 82 años, el biógrafo por excelencia de Lorca confiesa que “me interesa mucho Galicia” y deja la puerta abierta a algún proyecto relacionado con la tierra de sus antepasados celtas. “Valle-Inclán me fascina”, destaca, revelando que se interesó por su biografía, pero descartó dedicarse profesionalmente a ella por las dificultades que le pondría la familia del excéntrico escritor. “Rosalía de Castro siempre me ha interesado, y Castelao también”, revela.

Compartir el artículo

stats