Arrancan espejos retrovisores a más de una decena de coches en Panxón

D.P.

Nueva noche de vandalismo en el Val Miñor. Esta vez en Nigrán, donde más de una decena de coches aparcados en Panxón amanecieron ayer con los espejos retrovisores arrancados. Los propietarios afectados son residentes de la calle Otero Pedrayo, que, al acudir por la mañana a sus vehículos se encontraron con los desperfectos, cuya reparación ronda los 300 euros.

Los hechos se suman al calvario que sufren los vecinos de Sabarís, en la vecina Baiona, que hace menos de dos semanas también perdieron los retrovisores de sus vehículos de la mano de los vándalos.

En el caso de Panxón, algunos de los perjudicados cuentan que, de madrugada, escucharon ruidos de coches pasando a gran velocidad, como si estuvieran realizando carreras ilegales.