Los vecinos de la parroquia de Quintela contarán en noviembre con su esperado centro social. Las obras se iniciaron esta semana en terrenos cedidos por Adif-AV y con un presupuesto de 423.635 euros, con cargo al remanente de tesorería. Los trabajos tienen un plazo de ejecución previsto de cuatro meses.

Esta obra responde a una vieja aspiración de Quintela, que carece de un espacio adecuado para realizar actividades sociales, culturales y vecinales. El proyecto, que fue adjudicado por el anterior gobierno del PP poco antes de las elecciones de 2019, no se pudo efectuar, según el Concello, “por diversas irregularidades que provocaron la renuncia de la empresa adjudicataria tras detectar deficiencias en la redacción del proyecto y la exigencia de adquirir unos módulos de marca determinada, lo que va en contra de la Ley de Contratos”, indicó la alcaldesa Digna Rivas. Además el Colegio de Arquitectos denunció por vulnerar la Ley de Ordenación de la Edificiación este “proyecto estrella del PP que demostraba ser un engaño”, por lo que hubo que reiniciar todo el procedimiento administrativo.