Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Val Miñor

La icónica Casa Peralba ya es de Gondomar

El Concello formaliza la compra del inmueble de un siglo de historia por 400.000 euros | La rehabilitará como equipamiento municipal de “uso lúdico, social o cultural”

El alcalde de Gondomar, Francisco Ferreira, en un balcón de la Casa Peralba.

El alcalde de Gondomar, Francisco Ferreira, en un balcón de la Casa Peralba.

Un tesoro inmobiliario en pleno centro urbano que pasa a formar parte del patrimonio municipal de Gondomar. La emblemática Casa Peralba, ubicada en el número 2 de la Rúa Elduayen, ya es de todos los gondomareños. El alcalde, Paco Ferreira, formalizó esta semana la compra de la finca ante notario. El Concello la ha adquirido por 400.000 euros.

Todavía no está decidido el uso que el Ayuntamiento otorgará a la casona, que ocupa 463 metros cuadrados en una parcela de 3.479. Por el momento, la intención del gobierno municipal es rehabilitarla como equipamiento municipal “de utilidad lúdica, social o cultural al servicio de los vecinos”, apunta el regidor.

La escritura de la finca culmina las negociaciones iniciadas hace un año con los propietarios y con el Instituto Galego da Vivenda e do solo (IGVS) para asumir los gastos de la rehabilitación. El organismo autonómico ha concedido un crédito a coste cero por el importe total de la compra, de manera que el Ayuntamiento devolverá el dinero en un plazo de ocho años sin intereses.

Ferreira destaca el “gran valor” de “un edificio que forma parte de nuestra historia”. Un interés patrimonial que corroboran profesionales del sector como el arquitecto gondomareño Antonio Soliño. La antigua vivienda, abandonada hace apenas veinte años, fue construida en las primeras décadas del siglo pasado sobre una estructura anterior, señala el profesional.

El conjunto arquitectónico está integrado por la edificación principal y una serie de construcciones auxiliares como la vivienda de servicio y guarda, un pozo con lavadero, un palomar y un hórreo, además de franjas de terreno en socalcos con restos de columnas de piedra para emparrados. Todas ellas “constituyen un ejemplo de interés de la arquitectura ecléctica de la villa de Gondomar, destacando la sencillez compositiva de la fábrica de granito de sus cierres”.

La casa está integrada en el Catálogo do Patrimonio Cultural de Galicia. Es “un auténtico lujo que desde el gobierno vamos a recuperar para los ciudadanos”, indica el regidor, que enmarca la operación “en nuestra filosofía de hacer un Gondomar para las personas, integrando esta recuperación arquitectónica y la peatonalización de la Praza da Paradela, a la que sumaremos otras futuras actuaciones como la de Manuel Alonso o la Praza Rosalía de Castro”.

Compartir el artículo

stats