La concejalía de Medio Ambiente de Redondela, dirigida por el edil de AER Roberto Villar, remató una veintena de mejoras en el entorno de las playas, “dando respuesta a diferentes reclamaciones vecinales”. Las obras, indica el departamento municipal, “se llevaron a cabo gracias al ahorro conseguido con el plan de recogida de algas manual que supuso disponer de un presupuesto de entre 15.000 y 20.000 euros para desarrollar estas mejoras”. Cabe recordar que la alcaldesa Digna Rivas retiró a Villar la competencia en limpieza de playas por desacuerdos con el método y nombró al socialista Nacho González responsable de adecentar los arenales, ahora con apoyo de maquinaria.

Villar mantiene las demás competencias de su área y así, en el paseo de la playa de Cesantes se instalaron toldos en varios bancos y las entradas a los baños, se pintaron las 125 farolas y se sustituyeron las papeleras. También se habilitaron dos fuentes y se acotó una duna en este arenal. En la playa de Arealonga, Medio Ambiente dispuso barandillas de protección en los dos ríos, entre otras acciones.