Montes, manantiales o rocas han recibido sus nombres por parte del ser humano hace cientos o quizás miles de años. En Redondela están recuperando esos microtopónimos con la ayuda de personas mayores, de voluntarios y con herramientas tecnológicas, a través de dos líneas de actuación impulsadas por el Servizo de Normalización Lingüística (SNL). El técnico municipal Xurxo Martínez explica en qué consisten estos programas que están recuperando decenas de nombres de lugares concretos en las parroquias.

Así, en las de Cabeiro, Negros y Saxamonde se desarrolla un proyecto de la Diputación de Pontevedra que continúa el trabajo hecho años atrás in situ por la cooperativa Trespés. “En esta fase hacemos un estudio y revisión de los topónimos recogidos, a través de fuentes que se remontan a la Edad Media, del Catastro de la Ensenada (1750) o del corpus notarial”, esto es, de las escrituras de propiedad o herencia que transmitieron terrenos en la zona. “A veces vemos que algo sucedió en el tiempo, que hizo cambiar el nombre”, comenta Martínez.

Un segundo proyecto del SNL se está realizando en las parroquias de Cesantes, O Viso y Cedeira. “En este caso recopilamos microtopónimos gracias al voluntariado de vecinos y vecinas que quieren colaborar en la protección, conservación y difusión de este patrimonio inmaterial”, explica el técnico de Normalización. Con la ayuda también de las comunidades de montes, localizan a personas mayores que les informan de los nombres que recibían los sitios años atrás. “Este trabajo tendrá una exposición pública, en la que se podrán contrastar topónimos y lindes”, apunta Xurxo Martínez, quien destaca la importancia de recuperar estos nombres “de gran valor histórico y que corren el riesgo de perderse”. Los topónimos “son palabras que nos legaron nuestros antepasados y se transmitieron oralmente, ahora tenemos herramientas para recuperarlos y ponerlos en valor”, dice.

El proyecto cuenta con el apoyo de la plataforma Galicia Nomeada de la Real Academia Galega, que permite georreferenciar los topónimos. La dirección científica corre a cargo del reconocido especialista Gonzalo Navaza. Las recopilaciones se plasmarán en un libro y una web específica de Redondela.