Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desayunos gratis a domicilio para personas confinadas en Tui

Adrián Vila entrega un desayuno al también hostelero Manu Garrido, que tuvo que cerrar su restaurante y está confinado.

Adrián Vila entrega un desayuno al también hostelero Manu Garrido, que tuvo que cerrar su restaurante y está confinado. Pablo Hernández

Lo que ha sucedido con el bar Pancho de Tui en los últimos años seguramente es uno de los grandes ejemplos de reinvención exitosa en el mundo de la hostelería. De ser una cafetería tradicional del rural tudense, en la parroquia de Randufe, cuando las hijas del antiguo dueño asumieron la dirección convirtieron el bar Pancho en un auténtico referente cultural y de ocio en el municipio: conciertos, partidas de trivial, eventos de todo tipo... Y ahora la gerencia la ha asumido Adrián Vila, un barista que hizo prácticas en el mismísimo restaurante DiverXo de Dabiz Muñoz, y que le ha dado una vuelta de tuerca más al local buscando un concepto nuevo bajo el nombre de Bar Pancho 3.0. Uno de los servicios que ofrecen es la recogida y el reparto de comida, y para darse a conocer a este hostelero se le ha ocurrido “una iniciativa de marketing a la vez que solidaria”.

Y es que en los últimos días ha empezado a repartir a domicilio desayunos de forma gratuita a clientes habituales y otros ciudadanos que están confinadas en sus casas tras dar positivo por COVID o ser contacto estrecho de un contagiado. Es el propio Adrián quien se pone en contacto con el tudense o la familia cuando se percata de su situación y se ofrece a entregarles un almuerzo que él mismo lleva a sus casas.

“Antes de nada les preguntamos si tienen alguna alergia y en función de eso elaboramos el desayuno. Suele llevar una tostada, café, zumo, algo dulce como un cruasán...”, explica Adrián Vila.

Curiosamente ayer este hostelero llevó uno de sus almuerzos gratuitos a un compañero de profesión: el conocido piragüista tudense Manu Garrido, que es el dueño de uno de los restaurantes más conocidos de Tui, La de Manu, y que ha tenido que cerrar temporalmente por algún caso de COVID en el local. Adrián llevó ayer a primera hora de la mañana un desayuno tanto para Garrido como para su familia, que están confinados en su domicilio.

“Es un detalle que queremos tener con esas personas que lo están pasando mal y a la vez nos permite darnos a conocer”, apunta Adrián Vila. No hay duda que para alguien que tenga que permanecer aislado, que le traigan un desayuno a casa de forma gratuita le ayuda a sobrellevar una situación tan complicada como el no poder salir de casa.

Compartir el artículo

stats