Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tomiño redobla su apuesta para peatonalizar su centro urbano

Recreación de la futura ampliación de la zona con preferencia peatonal en Tomiño.

Recreación de la futura ampliación de la zona con preferencia peatonal en Tomiño.

El Concello de Tomiño ha adjudicado por un valor de 250.000 euros las obras con las que busca dar continuidad al entorno de la Praza do Seixo con las calles Gondomar y A Feira, con la ampliación del actual área de preferencia peatonal. Con este objetivo, en esta última calle, se ampliará la acera a 3,50 metros, dotándola de arbolado y bancos, y ascendiendo la misma hasta llegar al Campo da Feira, tratándose además la calla Santa María de Oia como una prolongación del parque. “El objetivo es priorizar la accesibilidad peatonal en el núcleo urbano y renovar la instalación de iluminación y mobiliario, acordes con las características de la nueva intervención”, explica el concejal de Hacienda, Planificación Estratégica y Acción urbana de Tomiño, Uxío Benítez.

El Campo da Feira es un parque urbano que se encuentra muy cerca del espacio del Seixo. La comunicación entre ambos se da a través de la calle que se va a humanizar, que se encuentra actualmente urbanizada con aceras demasiado estrechas y cuya accesibilidad para los peatones es difícil. Por otro lado, este parque urbano, se encuentra cerrado con un muro de contención de granito sobre el que descansa y un balaustre también de granito, que hacen de este parque un espacio separado del núcleo del Seixo. Por tanto, la finalidad de las obras será crear una conexión con la calle Gondomar que sea segura para los peatones, contribuyendo a unir la parte este y la oeste del núcleo. O dicho de otra forma, acercar el Campo da Feira al casco urbano, integrándolo en el espacio público peatonal de la Praza do Seixo, y mejorar su accesibilidad e integración.

También se busca abrir más el parque al espacio urbano favoreciendo su percepción, e integrando la calla Santa María de Oia como una parte más del espacio público de esparcimiento, incrementando además la movilidad y la seguridad peatonal.

Como estaba previsto, además, se procederá al derribo del muro existente en la actualidad, que se sustituirá por un banco en forma de zigzag y generando áreas de estancia. Irá acompañado también de una estructura luminosa con la misma forma. Todo el espacio, por tanto, pasará a ser un área peatonal con tratamiento compartido, pavimentado con adoquines y hormigón de la misma forma que la calle Buenos Aires y la plaza de la Mina.

Compartir el artículo

stats