Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baiona renuncia a la mitad de sus banderas azules por falta de socorristas

Tras lograr seis por primera vez en su historia, iniciará el mes de julio con solo dos y espera una segunda oferta de plazas de salvamento para tratar de izar la tercera en su principal playa

Los voluntarios de Protección Civil recibieron formación en socorrismo ayer en Praia América. |   // P.C. VAL MIÑOR

Los voluntarios de Protección Civil recibieron formación en socorrismo ayer en Praia América. | // P.C. VAL MIÑOR

Las playas de Baiona lucirán, a lo sumo, la mitad de las banderas azules otorgadas este verano por la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac). La localidad turística había batido el récord y logrado un total de seis por primera vez en su historia para la totalidad de sus arenales, pero el déficit de socorristas solo permitirá izar como máximo tres, y no desde el principio de la temporada de baño. El servicio de salvamento arrancará mañana, día 1 de julio, con tan solo dos de las enseñas, una en Santa Marta y otra en A Ribeira, según confirmó el alcalde, Carlos Gómez Prado. La tercera deberá esperar a la posibilidad de lograr más vigilantes en una segunda convocatoria pública y el gobierno municipal espera poder izarla en A Ladeira, indicó.

Santa Marta y A Ribeira izarán mañana las enseñas y, si aparecen más vigilantes, lo hará A Ladeira

decoration

Las ya tradicionales dificultades para cubrir las plazas del servicio de salvamento se mantienen en el Val Miñor. De los 31 puestos ofertados por la Mancomunidade tan solo se han cubierto 18 tras las pruebas de selección finalizadas ayer mismo. A la espera de una segunda convocatoria pública para aumentar la plantilla, Nigrán dispondrá de ocho socorristas y ninguna bandera azul –porque no las solicita desde hace dos veranos– y Baiona de nueve, cinco menos de los necesarios para colocar las seis enseñas conseguidas.

Y es que entre los requisitos que exige la Adeac para lucir los distintivos de calidad aparece el de contar con un mínimo de dos socorristas por puesto de vigilancia. Con seis playas galardonadas, una de ellas –A Ladeira– con dos casetas de salvamento, el municipio precisaba de un mínimo de 14 vigilantes para lucir todas las banderas. De los nueve logrados por el momento, cuatro operarán en Santa Marta y A Ribeira para mantener sus enseñas y los otros 5 se repartirán entre A Concheira, Os Frades, A Barbeira y A Ladeira.

De las 31 plazas ofertadas para el servicio de salvamento, solo se han cubierto 18 por ahora

decoration

El organismo supramunicipal tramita ya la nueva oferta de empleo para sumar socorristas. Las previsiones son pesimistas. Tras realizarse las pruebas en prácticamente todos los municipios costeros de las Rías Baixas, la inmensa mayoría de los titulados ya tienen destino en poblaciones que ofrecen mejores condiciones. Concellos como el de Redondela que paga casi 2.000 euros a sus ocho vigilantes o los de Vigo y Sanxenxo que les ofrecen contratos de tres meses en lugar de dos, se han llevado la palma este año. Así que tanto el gobierno de Baiona como el de Nigrán no esperan sumar ahora más de 4 personas para alcanzar los 22 vigilantes en total.

“Es una pena”, comentaba ayer el alcalde, “renunciar a la mitad de las banderas precisamente este año que hemos conseguido más que nunca, pero para nosotros la prioridad es garantizar la seguridad y disponer de al menos un socorrista en cada playa”.

Protección Civil refuerza los puestos de salvamento con 65 voluntarios


Un total de 65 voluntarios de Protección Civil Val Miñor reforzarán como cada verano los puestos de socorrismo de las playas miñoranas. Ayer mismo recibieron la formación específica por parte de socorristas titulados para desempeñar su labor. La sesión se desarrolló en Praia América. La labor de los voluntarios en los arenales es básica. No solo apoyan a los socorristas titulares a la hora de realizar un rescate en el mar, sino que se encargan de buena parte de las tareas en la caseta de vigilancia, donde se atienden la mayor parte de las incidencias, sobre todo cortes y picaduras de fanecas o insectos.

Compartir el artículo

stats