Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los usuarios de San Xerome Emiliani rompen todas las barreras

Usuarios de la Asociación San Xerome Emiliani de A Guarda, trabajando en su proyecto de huerta ecológica.

Usuarios de la Asociación San Xerome Emiliani de A Guarda, trabajando en su proyecto de huerta ecológica.

La asociación San Xerome Emiliani de A Guarda es una de las entidades que más han hecho a nivel nacional por la integración y el futuro de las personas con diversidad intelectual. Prueba de ello es la huerta ecológica que los usuarios han comenzado a impulsar desde hace unos meses. Lo que empezó siendo un proyecto de educación ambiental, con múltiples acciones pedagógicas centradas en favorecer el contacto con el medio natural, ha acabado siendo una auténtica iniciativa ocupacional que permite acceder a los usuarios al mundo laboral.

Y no solo eso. Sino que ya tienen a su primer cliente. Porque el proyecto ha ido tan bien que la casa rural Abadía Eiras, en O Rosal, ha encargado a las personas con diversidad intelectual que forman San Xerome Emiliani la creación de una huerta ecológica en sus propias instalaciones. “Los chavales ya tienen mucha autonomía, y ya están trabajando para su primer cliente. Esperamos que a través del centro de empleo podamos conseguir más oportunidades de este tipo para ellos, porque además la comarca del Baixo Miño es una zona muy favorable para ello”, asegura Guillermo Rodríguez, el coordinador del proyecto.

Los usuarios de San Xerome utilizan el conocido como método biointensivo de agricultura ecológica a pequeña escala enfocado, al autoconsumo y a la mini-comercialización, desarrollado con el fin de cultivar los alimentos necesarios para una dieta completa y nutritiva en el espacio más reducido posible, sin dependencia de ningún tipo de bienes externos. Se basa en varios principios que pueden adaptarse a cualquier clima y realizarse con técnicas manuales y herramientas sencillas. El resultado es una agricultura ecológica que no solo produce alimentos nutritivos y orgánicos, sino también reconstruye y mejora la fertilidad del suelo.

El proyecto de huerta exterior de San Xerome Emiliani plantea el cultivo de hortalizas propias de cada temporada. Los usuarios se guían por el calendario biodinámico, teniendo en cuenta las constelaciones, las fases lunares y los momentos del día más propicios para llevar a cabo las diferentes tareas. Además, trabajan mediante la asociación y la rotación de cultivos, de manera que éstos se enriquecen entre ellos, ayudando a prevenir plagas y favoreciendo la producción, además de mantener un estado óptimo del suelo año tras año. También elaboran sus propios preparados vegetales para los cuidados de las plantas, así como compost propio gracias a los restos vegetales de la huerta y los restos orgánicos de los alrededores.

“Protegemos las semillas locales y autóctonas, gracias a nuestro pequeño banco de semillas. De vez en cuando introducimos alguna nueva planta hortícola con la intención de conocer e identificar nuevas especies. También introducimos plantas aromáticas favorables. Nos encanta elaborar conservas con productos y experimentar nuevas recetas en la cocina. Además, en los últimos años comenzamos a experimentar con plantas medicinales, empleándolas para la elaboración de productos saludables, conservas y cosméticos naturales”, explican desde la asociación San Xerome Emiliani de A Guarda.

Para conseguir todo ello también llevan a cabo salidas al entorno para la recogida de recursos naturales, visitas al campo para la identificación de especies vegetales, a otras huertas y proyectos de carácter medioambiental, encuentros de semillas, talleres de reciclaje, visitas a exposiciones o charlas informativas, entre otras actividades.

Compartir el artículo

stats