Las obras de mejora de la seguridad vial en la carretera provincial EP-4201 Setados-Ribasteme-Vide, a su paso por el Concello de As Neves, están en marcha con una inversión de 291.383 euros procedente de fondos provinciales. Los trabajos, que además de la pavimentación refuerzan la seguridad peatonal, fueron visitados ayer por el diputado de Infraestructuras, Gregorio Agís; el alcalde, Xosé Manuel Rodríguez, y el teniente alcalde, Marcelino Castro.

La mejora abarca un tramo de casi 4 kilómetros, desde el comienzo de la carretera en Setados, en el cruce con la carretera autonómica PO-400, hasta la iglesia y monasterio de Santa Marta de Ribarteme, donde la Diputación ya realizó en 2019 una significativa actuación de humanización para garantizar la seguridad y puesta en valor de este entorno patrimonial, donde se celebra una de las principales romerías populares de Galicia a finales del mes de julio.

El proyecto, que se ejecutará en un plazo de 6 meses, incluye la construcción de 2.550 metros lineales de cunetas transitables en las zonas con mayor presión peatonal para garantizar la tranquilidad de las personas que caminan por las orillas. Esta solución, que aprovecha la cuneta para ofrecer un firme muy similar al de una senda, ya se está implantando con éxito en muchas carreteras provinciales.