El Concello de Mos inició ayer las labores de asfaltado del camino de Piñeiro, en la parroquia de Louredo, con una longitud de casi 500 metros. Dichos trabajos forman parte del plan municipal de mejora de caminos, para el que el Ayuntamiento destina 250.000 euros de fondos propios.

Gracias a este plan se renovará la pavimentación de cinco viales municipales, que suman más de tres kilómetros de longitud. Estas obras incluyen actuaciones previas como el desbrozado lateral y limpieza de cunetas.

Además del camino de Piñeiro, también se actuará en el de Xaberga (Pereiras), Mosqueira (Guizán), Couso (Pereiras) y Pardellas (Cela).

El objetivo del gobierno local es lograr que todo el viario municipal se encuentre en las mejores condiciones de uso, lo que revierte en la garantía de su seguridad.