Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Redondela analizará las aguas de la Fonte da Lata para comprobar si tienen restos tóxicos

El departamento de Medio Ambiente abre un expediente de investigación sobre el empleo de herbicidas en las inmediaciones, junto a la pista del aeropuerto de Peinador

La Fonte da Lata de Vilar de Infesta, ayer, señalizada como no apta para el consumo humano.

La Fonte da Lata de Vilar de Infesta, ayer, señalizada como no apta para el consumo humano. Marta G. Brea

El departamento de Medio Ambiente de Redondela, atendiendo al principio de precaución, ha señalizado como no apta para el consumo humano la Fonte da Lata, situada junto a la pista del aeropuerto de Peinador en la parroquia de Vilar de Infesta. Esta medida se tomó después de que un operario municipal diese aviso de que la hierba de los taludes del recinto aeroportuario tenía síntomas de ser quemada con herbicidas en las inmediaciones de la fuente.

El Concello de Redondela ha abierto un expediente de investigación ambiental para esclarecer los hechos y hoy martes tiene programada una recogida de muestras en este manantial para analizar sus aguas. Hasta que se reciban los resultados del laboratorio y se tengan todas las garantías, la fuente continuará con la señalización de agua no apta para el consumo humano. El edil de Medio Ambiente, Roberto Villar, asegura que se investigará esta situación “con rigor y contundencia puesto que se puede haber puesto en riesgo la salud pública” y también alertó del problema a la Asociación de Vecinos de Vilar.

El concejal “lamenta que se haya producido esta situación y recuerda los responsables del aeropuerto que Redondela fue declarado en 2012 como Concello Libre de Herbicidas”.

El BNG denunció el pasado viernes el emplearse productos tóxicos en las instalaciones del aeropuerto a escasos metros de la fuente pública de Vilar y advirtió que esta situación suponía “un hecho de extrema gravedad y un posible atentado contra la salud” puesto que se trata de un manantial del que beben a diario docenas de vecinos, incluso gente de otras parroquias.

Compartir el artículo

stats