El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, animó ayer a los propietarios de edificios del casco histórico de Tui a ofertar su vivienda al Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) para destinarlos a su rehabilitación y posterior alquiler social en el marco de la nueva convocatoria del programa Rexurbe. El representante autonómico presentó esta iniciativa durante un recorrido por la zona histórica tudense junto al alcalde, Abel Cabaleiro, y reveló que la Xunta tiene previsto destinar al menos 250.000 euros a comprar inmuebles en esta zona, aunque la cantidad podría ampliarse en función de las ofertas.

Luis López explicó que los dueños de edificios situados en el área del conjunto histórico catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC) pueden presentar sus propuestas de venta ante el IGVS hasta el próximo 9 de julio, justo dentro de un mes. En caso de aceptarse, la Xunta procedería a su restauración integral y posteriormente lo devolvería posteriormente al mercado en régimen de protección bajo el formato de alquiler social.