Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una línea de alta tensión con 220 kv atravesará el monte comunal de Atios

A pesar de los intentos de los comuneros por evitar el impacto ecológico, visual y económico, la Xunta dio luz verde al proyecto y declaró la utilidad pública de los terrenos

Subestación eléctrica de A Casilla, desde donde parte la nueva línea de alta tensión de Atios. |   // D.P.

Subestación eléctrica de A Casilla, desde donde parte la nueva línea de alta tensión de Atios. | // D.P.

Una línea de alta tensión de 220 kv atravesará el monte comunal de Atios, en Porriño, para repotenciar la línea de transporte desde el embalse de Frieira hasta la subestación de A Casilla, en Atios. Se trata de un viejo proyecto de Unión Fenosa que recupera ahora la Red Eléctrica Española con algún pequeño cambio; aunque ninguno es del agrado de la comunidad de montes de Atios, que se ve obligada a negociar la ocupación de los terrenos para evitar recurrir a un proceso de expropiación. “La última oferta que nos hicieron dobla el precio de la expropiación”, informa el presidente de los comuneros, Xoán Pereira, explicando que la Xunta declaró en 2020 la utilidad pública de la zona, por lo que la ejecución de la Línea de Alta Tensión es inevitable.

Alertan de que una torre de más de 30 metros se ubicará a 100 metros de viviendas

decoration

Pereira lamenta que dicho trazado, de casi 4 kilómetros de longitud, atravesará la parte más productiva del monte comunal, “donde plantamos eucalipto, que es lo que nos da algo de dinero ahora”. No obstante, los comuneros de Atios estaban dispuestos a negociar. Primero propusieron el soterramiento de la línea, una alternativa que tanto Fenosa como la Red Eléctrica descartaron por su elevado coste. Luego, condicionaron su beneplácito al cambio del apoyo 5 por su proximidad a las viviendas del barrio de O Carbón. “Nos dijeron que era viable el cambio, pero en el proyecto final mantuvieron el trazado original”, denuncia el presidente de la comunidad de montes.

Alertan de que el apoyo 5, donde se instalará una torre de entre 30 y 40 metros de altura, se ubicará a escasos 100 metros del barrio de O Carbón. Por esto, la comunidad de montes de Atios presentó alegaciones contra la declaración de utilidad pública, pero como dicho apoyo 5 se planea fuera del terreno comunal, la Xunta rechazó dicho alegato. “Intentamos reducir el impacto visual, ecológico y económico de la línea proyectada”, destaca Pereira, lamentando que “nunca se tuvieron en cuenta las alegaciones de los vecinos”.

En los primeros 450 metros la línea irá soterrada, pero luego se levantará sobre 13 torres

decoration

El trazado final partirá de la subestación de A Casilla, en Atios, pasando por las canteras de Vilafría, el barrio de O Carbón y el monte comunal de Atios, hasta A Arrotea, en Budiño. En los primeros 450 metros la línea irá soterrada, pero luego se levantará sobre 13 torres.

Las obras ya comenzaron en el entorno de la subestación, por lo que los comuneros, reunidos en asamblea la pasada semana, aprobaron por mayoría la negociación de un canon de explotación de los terrenos con Red Eléctrica Española. “Ya que no pudimos detenerlo, queremos evitar así el perjuicio económico de una expropiación”, explica el presidente de la Comunidad de Montes de Atios.

Compartir el artículo

stats