La sección segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a once años de cárcel a un vecino de Mos que abusó de forma continuada de su cuñada, menor de edad. Además, el tribunal le ha impuesto cinco años de libertad vigilada y la prohibición de aproximarse a la víctima durante doce años. Los jueces consideran probado que el sospechoso aprovechaba que la niña, de 14 años, iba a su vivienda, situada en Mos, para cuidar de su sobrino para abusar de ella. Como consecuencia, la víctima sufrió tres ingresos hospitalarios motivados por intentos de autolisis y crisis de ansiedad.