La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, y los alcaldes de Baiona y Gondomar, Carlos Gómez y Francisco Ferreira, firmaron ayer sendos convenios para invertir un total de 3,25 millones de euros en ambos municipios para poner fin a las inundaciones como consecuencia de los desbordamientos de los ríos Miñor y Zamáns y de la desembocadura del Groba.