DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sesenta colectivos llaman a protestar mañana contra los parques eólicos en A Groba

Los enormes aerogeneradores, aseguran, hacen peligrar el patrimonio natural y prehistórico de Baiona, Oia, Tomiño y O Rosal

Un garrano en la Serra da Groba, con la ría de Vigo de fondo. // IEM

Un garrano en la Serra da Groba, con la ría de Vigo de fondo. // IEM

Son ya siete los parques eólicos en proyecto en la Serra da Groba y las entidades culturales y ecologistas se movilizan para evitar la “agresión” que, según aseguran, supondrá para el riquísimo patrimonio natural, paisajístico, etnográfico y prehistórico de los montes que unen las comarcas del Val Miñor y Baixo Miño. Instituto de Estudos Miñoráns y plataforma SOS Groba convocan mañana domingo a las 11.00 una marcha reivindicativa durante la que, si el tiempo lo permite, se mostrará a los asistentes cómo afectaría la instalación de los enormes molinos de viento en las cumbres de Baiona, Oia, Tomiño y O Rosal. Más de sesenta colectivos de ambas comarcas afectadas y de toda el área de Vigo respaldan la manifestación y llaman a la población a sumarse para defender la protección y la riqueza ambiental del espacio.

La marcha parte a las 11.00 del Alto da Mata para conocer cómo afectarán los aerogeneradores

decoration

Tras reactivar la Xunta la fiebre eólica poco antes de la pandemia, fueron cuatro los proyectos que grandes compañías como Acciona presentaron ante la Consellería de Industria. Sumados a los dos ya presentados en 2005 y 2008 ya eran seis en tramitación hasta el pasado mes de marzo, cuando apareció el séptimo, el que coloca uno de sus aerogenerados a pocos metros del mirador de O Cortelliño y trastoca la mejor panorámica de Baiona, la bahía y, en días claros, las rías de Vigo, Pontevedra y ata Arousa.

Son medio centenar, entre 44 y 54, explica Xilberte Manso, portavoz de SOS Groba, los molinos eólicos previstos. “No es posible determinar todavía cuántos son en total porque los proyectos se modifican constantemente”, señala. Todos son gigantes. Miden más de 200 metros de alto y cuentan con turbinas de 5,6 MW. Su instalación requerirá explanadas de 6.200 metros cuadrados y grandes viales para vehículos pesados y supergrúas, recuerdan los convocantes.

Tanto IEM como SOS Groba denuncian además la fragmentación intencionada de los parques. Según explican, se trata de un gran proyecto dividido en siete pequeños conectados entre sí –O Rosal, Torroña I, Torroña II, Torroña III, Merendón, Albariño I y Toroña–, todos ellos menores de 30 MW para eludir la fiscalización del Gobierno de España. Y es que la La Ley estatal de Evaluación de Impacto Ambiental establece que los mayores de 50 MW debe evaluarlos y autorizarlos el Ejecutivo central.

En A Groba vive la cabaña más numerosa y genuina de caballos salvajes del mundo

decoration

Los cuatro municipios afectados, subrayan los convocantes, verán peligrar su patrimonio natural e histórico y sus planes de dinamización cultural y turística como la recuperación del monasterio de Oia o el Camiño Portugués pola Costa. “Será una sierra llena de gigantescos aerogeneradores con un continuo zumbido que se escuchará a kilómetros según el viento y una alteración del subsuelo y nacientes de agua de los que se abastecen la mayoría de las traídas vecinales y todo el embalse de Baíña que abastece a Baiona”, argumentan.

Museo al aire libre

La Serra da Groba es un museo al aire libre, recalcan, ya que presenta la mayor densidad de yacimientos arqueológicos de la península ibérica, catalogados y sin catalogar, que también serían víctimas de “destrozos”. Los convocantes insisten en que los aerogeneradores “que convertirán toda la Serra da Groba en un gran parque industrial con graves efectos en el paisaje y la orografía y, fundamentalmente, en la biodiversidad de fauna y flora, en algunos casos ya en peligro de extinción”. En sus montes vive la mayor y más genuina cabaña de caballos salvajes del mundo, unos 1.500 garranos criados en libertad, alrededor de los cuales gira la tradición más milenaria de la zona: los curros.

La protesta partirá del Alto da Mata, a unos 200 metros de O Cortelliño, en dirección al Alto da Groba y O Montouto. Será un recorrido corto por la carretera, señalan los organizadores. Las personas con movilidad reducida pueden acercarse en coche hasta el punto de llegaa par presenciar la lectura del manifiesto, a la que están invitados los alcaldes de las comarcas miñorana y miñota.

Compartir el artículo

stats