La senda verde de Chapela será una realidad antes de que acabe el año. Las obras de construcción de este paseo para peatones y ciclistas, uno de los proyectos más esperados desde hace años por los vecinos de la parroquia redondelana, arrancarán la próxima semana con un plazo de ejecución de seis meses, por lo que si no se produce ningún contratiempo estará listo para mediados de octubre o principios de noviembre. Así lo confirmó ayer la alcaldesa redondelana, Digna Rivas, en un acto público celebrado en la alameda chapelana para presentar a los vecinos esta actuación, en la que se invertirán 778.000 euros financiados en un 80% con fondos europeos en el marco de las Estratexias de Desenvolvemento Urbano Sostible (Edusi) Redondela 2020, y el 20% restante con cargo al presupuesto municipal.

"Acabará con la barrera que supone las vías del tren para Chapela"

El arquitecto Miguel Porras, de la empresa Naos –responsable del proyecto–, destacó durante el acto “el esfuerzo de las instituciones públicas por recuperar para uso ciudadano las infraestructuras abandonadas”, como en este caso la antigua línea ferroviaria entre Chapela y la estación viguesa de Urzáiz, un trazado que se transformará en una senda peatonal de 1,2 kilómetros de longitud por un entorno natural, alejada del tráfico de vehículos, y con unas vistas inmejorables a la ría de Vigo hasta el límite con el barrio vigués de Teis.

“Esta actuación dará un nuevo sentido a la comunicación entre vecinos, acabando con la barrera que suponía para Chapela las vías del tren y creando un nuevo espacio de movilidad y de convivencia”, indicó.

Entre 4 y 5 metros de ancho

Respecto a las características del proyecto explicó que el paseo tendrá una anchura media de entre 4 y 5 metros, en función de las características de cada tramo, aunque en los puntos en los que el trazado lo permita se ampliará para instalar bancos, miradores y zonas ajardinadas en el entorno que permitirá el descanso de los usuarios.

A lo largo del trazado se crearán tres puntos de acceso adaptados para personas de movilidad reducida, aunque también habrá otros puntos en los que se podrá entrar en la senda en las intersecciones con los caminos que salpican el recorrido.

El firme evitará el hormigón y el asfalto para adecuarlo al entorno, por lo que el responsable del proyecto apostó por una mezcla de cemento y tierra “para que sea lo más natural posible” . Tampoco habrá una delimitación del trazado específica para ciclistas, algo que sí contempla el tramo que discurre por el término municipal vigués, por lo que los que se desplacen en bicicleta tendrán que compartir el espacio con los peatones, como ocurre en la Senda da Auga.

Uno de los puntos más destacados de la actuación será la transformación del antiguo apeadero en una gran plaza para crear una zona de convivencia ciudadana y, de ese forma, unir las dos zonas de Chapela que tradicionalmente estaban separadas por las vías del tren.

Así será la futura vía verde de Chapela

Infografía de la pérgola con bancos en la zona del antiguo apeadero del ferrocarril.

Zonas de descanso con pérgolas

El trazado estará salpicado de zonas de descanso con bancos y arbolado, aunque la mayor transformación será en el antiguo apeadero, donde una pérgola creará un espacio de convivencia vecinal.

Un arco con el rótulo de Redondela da la bienvenida a los viandantes.

Un arco con el rótulo de Redondela

El trazado contará con detalles estéticos que lo diferenciarán del tramo de la senda verde de Vigo. Un arco con el rótulo de Redondela dará la bienvenida en el límite de ambos municipios.

El antiguo apeadero se transformará en una gran plaza pública.

Reforma del antiguo apeadero

El viejo apeadero del ferrocarril dará lugar a una plaza con un parque infantil y zonas de esparcimiento. De esta forma se unirán las dos zonas de Chapela que tradicionalmente estaban separadas.

El paseo ofrecerá miradores a la ría de Vigo.

Miradores a la ría junto a la senda

La cota por la que discurre el paseo, mucho más alta que la Avenida de Vigo, permite disfrutar de vistas a la ría en gran parte del trazado. También contará con varios accesos a lo largo del recorrido.