Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Guarda redescubre sus tesoros

El yacimiento arqueológico más conocido de Galicia, objeto de nuevas actuaciones y referente de formación

Los trabajos se desarrollan en varias anualidades desde este mismo año.

Los trabajos se desarrollan en varias anualidades desde este mismo año.

Desde los años ochenta no se realizan trabajos arqueológicos en el enclave castreño de Santa Trega. Ahora, una iniciativa municipal va a darle la vuelta a eso y redescubrir uno de los mayores tesoros arqueológicos de Galicia, convirtiéndolo además en un referente de formación. Es posible que las investigaciones arrojen luz sobre algunos enigmas de este yacimiento. Durante cuánto tiempo estuvo ocupado, quiénes lo poblaron, si fue realmente un enclave romanizado o se trata del mítico monte Medulio, tal y como aseguró el arqueólogo alemán Adolf Schulten, en la que tuvo lugar la última batalla contra los invasores romanos.

El proyecto Trega 2020+5 permitirá consolidar al castro como un referente en el aprendizaje de los arqueólogos del futuro por medio de una escuela permanente de arqueología en la que, cada verano, 5 alumnos del máster en Arqueología y Ciencias de la Antigüedad de la Universidad de Santiago de Compostela tendrán oportunidad de formarse como profesionales, llevando a cabo prácticas de excavación, registro, topografía, flotación o muestreo.

Bajo la dirección científica de Brais Currás, del Grupo de Investigación Estructura Social y Territorio: Arqueología del Paisaje, del CSIC, y en un proyecto de 5 anualidades, los trabajos de recuperación de las excavaciones antiguas del castro permitirán acceder a nuevos datos que aportarán un conocimiento más profundo del asentamiento, afirman desde el Concello.

El proyecto Trega 2020+5 cuenta con el Ayuntamiento de A Guarda como promotor y también con la colaboración del Patronato del Monte Santa Trega y las comunidades de montes de A Guarda y de Camposancos.

Tres ejes

Según explica el alcalde de A Guarda, Antonio Lomba, “el proyecto se desarrolla en torno a tres ejes fundamentales, recuperar y consolidar los sectores del castro excavados entre 1910 y 1930 y que hoy se encuentran abandonados, mantener de forma sostenida en el tiempo el conjunto de las estructuras excavadas en el castro y expuestas al público e investigar y ahondar en el conocimiento arqueológico del castro, y crear contenidos destinados a la divulgación y al desarrollo patrimonial”, indica.

  • Monte Santa Trega: 360º de belleza natural

    Un paseo por las nubes

Reaprender

Con los nuevos trabajos se espera reaprender de este asentamiento cuyo primer descubrimiento data del año 1862: una escultura de Hércules elaborada en bronce, encontrada por unos canteros. Desgraciadamente, la valiosa pieza fue sustraída en los años setenta del museo.

Desde 2014, Ignacio Calvo dirigió los primeros trabajos en el castro. Entre 1928 y 1933, el catedrático de la Universidad de Valladolid, Cayetano de Mergelina y Luna, fue el responsable con metodologías novedosas. En 1979, Alfredo García Alén dirigió trabajos de limpieza después de que desde 1933 no se prestase interés alguno a este bien. De 1983 a 1988 fue Antonio de la Peña Santos el encargado de dirigir los trabajos y realizar nuevas aportaciones a la historia del yacimiento.

Compartir el artículo

stats