La Policía Local de A Guarda colabora con la Dirección General de Tráfico en una campaña de control de la seguridad viaria en las calles de la villa. En un operativo en el que se controlaron un total de 10 vehículos, dos de sus conductores arrojaron alcoholemias positivas, por lo que se enfrentan a dos sanciones administrativas. Para ello, la Policía Local recibió en préstamo un aparato para realizar pruebas de alcohol en aire expirado de la DGT.