Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós al tabaco en la playa de Patos

Vista de la playa de Patos, en Nigrán, que este verano se suma a la red de arenales sin humo.

Vista de la playa de Patos, en Nigrán, que este verano se suma a la red de arenales sin humo.

Nigrán regresa este verano a la Rede Galega de Praias sen Fume y lo hace por la puerta grande. Había probado a vetar el tabaco en A Madorra y As Canas en 2016 pero renunció a la medida hace dos años por el recelo natural del gobierno municipal hacia las prohibiciones y por el “escaso impacto” que había causado entre los bañistas. Ahora vuelve a intentarlo con uno de sus dos arenales estrella: Patos. ¿Por qué da marcha atrás? No es que haya cambiado de opinión respecto a las restricciones drásticas. “Apostamos más por concienciar que por prohibir”, insiste el alcalde, Juan González. Pero pretende pulsar el efecto de la iniciativa de la Xunta para contribuir a la promoción de los hábitos de vida saludable y a la reducción de la presencia de colillas en la arena.

Vinculación al surf

El motivo de la elección de este arenal, uno de los dos más emblemáticos del municipio junto con Praia América, es su vinculación histórica a la cultura del surf. Sus olas vieron cómo se iniciaban los primeros surfistas de Galicia en los primeros años 70 y el gobierno municipal quiere promocionar el arraigo deportivo de la playa y dar en torno a ella “un paso más hacia el bienestar físico y medioambiental que representa prescindir del tabaco”, explica el regidor. “Tenemos en marcha el hermanamiento con Valdoviño para promover conjuntamente el surf y la naturaleza como forma de vida saludable y, por otro lado, en nuestras campañas medioambientales estamos comprobando la gran cantidad de colillas que contaminan los arenales, por eso esperamos que la iniciativa sirva como herramienta de concienciación. Patos es el sitio por excelencia para promover hábitos de vida saludable y donde normalizar el no fumar”, recalca.

Contenedores específicos

La eliminación de colillas de los arenales trae de cabeza al gobierno municipal, que instaló hace dos veranos contenedores específicos para depositarlas en las playas, elaborados de manera artesanal por usuarios del centro de atención a la diversidad intelectual Juan María. Una iniciativa que apela a la responsabilidad ciudadana y que invita a reciclar y respetar los valores medioambientales porque, según estudios recientes, las colillas son ya la principal fuente de residuos en el mar, por delante de los envases, botellas y bolsas de plástico.

La Rede Galega de Praias Sen Fume nació en 2016 de la mano de anterior exconselleiro de Sanidade Jesús Vázquez Almuiña, que extendió a toda Galicia una medida que ya había probado con éxito en Baiona durante su etapa como alcalde desde 2012. El vecino municipio de Baiona se consolidaba en 2017 como el primer municipio de España en declarar todas sus playas libres de tabaco y el listado gallego de arenales sin malos humos fue creciendo hasta sumar un total de 162 repartidas en 66 concellos el pasado verano.

Compartir el artículo

stats