Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El poste de la luz que amenaza a conductores y vecinos en Guillarei: "Estamos desesperados"

Eloy Diz, vecino de Guillarei, sujetando el poste caído en el tendido eléctrico.

Eloy Diz, vecino de Guillarei, sujetando el poste caído en el tendido eléctrico. Pablo Hernández

Los postes de la luz están dando auténticos quebraderos de cabeza a los municipios del Baixo Miño y su entorno. El último problema se ha registrado en Caldelas de Tui, concretamente en A Telleira. Hace un mes la compañía telefónica estuvo haciendo trabajos para instalar fibra y ofrecer este servicio a la zona. El problema es que el poste cayó y quedó atado al cableado eléctrico. Estos finos cables son los que llevan un mes sujetando el enorme palo de madera, a escasos metros tanto de la carretera como de dos casas donde viven dos familias.

“Cada vez que salimos por la puerta tenemos miedo de que nos caiga encima. Es un auténtico peligro. Además está podrido y se puede venir abajo en cualquier momento”, asegura Eloy Diz, que vive junto a su mujer, su hijo y su suegra en una de esas viviendas. El poste además, según apunta este vecino, se encuentra “totalmente podrido”, en un estado límite que pone en peligro no solo a esas casas y sus residentes, sino a los coches que pasan a diario por la carretera. Porque el descomunal palo también amenaza la calzada, y si cae cuando pase un vehículo podría causar un importante accidente.

“Estamos desesperados”, asegura Eloy Diz. Por eso el fin de semana pasada llamaron a la Policía Local de Tui para que se personaran en el lugar. Los agentes recibieron el aviso de un problema con el tendido eléctrico. No obstante, la Policía no tiene competencias para retirara o arreglar este poste, sino que tiene que ser la propia compañía de teléfono, la propietaria de la instalación, la que se encargue del arreglo. Los vecinos, sin embargo, reclaman que al menos, mientras la empresa no proceda a retirar el palo de madera y arreglar “el destrozo” que hay a las puertas de su casa, la Policía Local precinte la zona ante el peligro que supone para los residentes, los conductores y los paseantes.

“Ya no sabemos qué hacer. No sé si cuando mi suegra de 78 años sale de casa le va a caer el poste encima, o si pasará cuando mi hijo vaya al colegio”, clama Eloy Diz.

El accidente de Salceda

Esta denuncia vecinal en Tui llega apenas dos semanas después de que en el municipio vecino de Salceda tuviese lugar un accidente de tráfico provocado por un poste que estaba situado en el medio de la carretera. Fue concretamente en el vial Portela-Maceira, y las reclamaciones del Concello a Telefónica llevaron a la compañía a reubicar el poste para evitar nuevos accidentes.

Compartir el artículo

stats