Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ‘runner’ de Tomiño que recoge basura mientras corre

Richard Candendo, con porquería recogida en una de sus salidas.

Richard Candendo, con porquería recogida en una de sus salidas. C. Villaverde

Richard Candendo hace 80 kilómetros semanales, acopia los residuos que se encuentra en la calle y otros vecinos se suman a su iniciativa

Richard Candendo se dedica profesionalmente a la fotografía. Pero una de sus grandes aficiones es salir a caminar y a correr. Lo lleva haciendo mucho tiempo en Tomiño, donde reside desde hace siete años. Recientemente, mientras corría por la parroquia de Tebra, encontró en el entorno de una fuente histórica un importante volumen de restos de basura, especialmente botellas de vidrio. Fue en ese momento cuando decidió hacer algo contra un problema que estaba percibiendo que se agravaba progresivamente: la presencia de residuos en la vía pública. Por eso desde entonces decidió recoger la basura que se iba encontrando, especialmente latas de refrescos, bolsas de plástico, cajetillas de tabaco, papeles o botes de algún producto, para depositarlos posteriormente en su contenedor correspondiente. Empezó a hacerlo prácticamente a diario cada vez que salía a caminar o a correr, y comenzó a subir vídeos a las redes sociales donde mostraba cómo iba recogiendo residuos de las calles tomiñesas en las que utilizaba etiquetas como #retolimpioentretodos y #unasalidaunresiduo para que más vecinos se sumaran a esta iniciativa. 

“Quería concienciar a la gente de la importancia del medio ambiente. Porque estamos hartos de ciertos actos incívicos en Tomiño. Encuentro basura tanto en el centro como en los montes, en todas partes. A ver si aprendemos que nadie tiene que estar detrás de nosotros para recoger nuestra basura, la concesionaria no está para eso”, asegura Richard Candendo. Cada semana este hombre hace unos ochenta kilómetros entre sus caminatas y sus carreras de entrenamiento, y todo los residuos que se encuentra en la calle lo lleva al contenedor.

Su iniciativa indignó e implicó por igual a decenas de vecinos, que conforme pasan los días han empezado también a recoger latas, cajetillas y cualquier tipo de residuo que hallan en las calles del municipio del Baixo Miño. Uno de ellos es Delfín Souto, que en media hora de paseo recolectó “19 latas de bebida, tres bolsas de gominolas, dos mascarillas, dos latas de sardinas, un bote de Actimel, dos cartones de zumo y seis cajetillas de tabaco”. Otra residente que se sumó a este reto medioambiental recogió 54 envases, sobre todo de refrescos, en un trayecto de apenas seiscientos metros junto a la carretera.

El ‘runner’ de Tomiño que recoge basura mientras corre FDV

La iniciativa, a la que también se ha sumado la concejala de Medio Ambiente de Tomiño, Ana Belén Casaleiro, está traspasando las fronteras de la comarca. Recientemente, en uno de los vídeos publicados en sus redes sociales, Richard Candendo también etiquetó a Actimel después de encontrar un bote suyo en una calle del municipio tirada por algún incívico, y la firma de Danone le contestó con su cuenta oficial dándole la enhorabuena por su labor y haciendo un llamamiento al respeto por el medio ambiente. 

Compartir el artículo

stats