Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La “raia” clama: “¡Abran los puentes!”

Decenas de empresarios y comerciantes ayer concentrados en Valença do Minho.

Decenas de empresarios y comerciantes ayer concentrados en Valença do Minho. FdV

Autónomos de Valença y Vilanova increpan al primer ministro António Costa en una visita oficial | “Cada semana de cierre las pérdidas alcanzan los 6 millones”, aseguran

“Abram as fronteiras, queremos trabalhar”. Con este lema recibieron ayer comerciantes y empresarios de la “raia” portuguesa del Miño, de Valença a Caminha, al primer ministro portugués, António Costa, de visita oficial en Valença do Minho para inaugurar la línea electrificada del tren con Lisboa, un hecho histórico que acerca el norte a la capital del país.

Tras ser recibido con pitidos y abucheos no solo por los comerciantes sino también por trabajadores de Infraestructuras de Portugal, Costa no recibió a los representantes del comercio hasta después de un acto vespertino de inauguración de la ampliación de un centro de enseñanza. Allí, los comerciantes explicaron al máximo representante del Gobierno portugués que la situación eran insostenible ya, desde que se cerraron las fronteras “los españoles no vienen y estamos con el agua al cuello”. Ya lo había dicho el comerciante de Vilanova, João Cunha, a los medios de comunicación que esperaban al primer ministro en la estación “cada semana los negocios de Caminha a Valença dejamos de ingresar 6 millones de euros, nuestra situación es muy dramática”.

Indicaron además que no tiene sentido que se pueda viajar por todo Portugal y no pasar de Galicia a Portugal, cuando la distancia son 300 metros.

Comerciantes de la “raia” lusa recibieron con pancartas a António Costa. Anxo Gutiérrez

Ahora la decisión de abrir o no la frontera esta en el tejado portugués, que decidió cerrarla para frenar el COVID, una medida que no se entiende en los pueblos limítrofes de Galicia y Portugal. “No comprenden que somos una verdadera Eurorregión, que nos retroalimentamos, que necesitamos de los gallegos y gallegas como ellos necesitan de nosotros”, explica un comerciante. “Esto no puede seguir así mucho tiempo más o nos moriremos de hambre”, indican.

Inicialmente la apertura de la frontera se había fijado para el 1 de mayo, pero no se garantiza que no se fije una nueva prórroga del cierre. El comité de expertos de Portugal se reúne precisamente hoy y decidirá si mantiene la apertura de los pasos fronterizos el 1 de mayo o si, por lo contrario, decide que el cierre continúa, algo que se teme desde las autoridades locales lusas y gallegas de ambos lados de la frontera. El alcalde de Tui, Enrique Cabaleiro, que ayer estaba presente en los actos, indicó que algunas de las medidas que se están tomando para controlar el COVID no se entienden, “pero se sabe que las repercusiones son muy negativas para nuestras economías”.

La decisión del cierre de la frontera ha sido muy discutida en el norte de Portugal y el sur de Galicia que han promovido actuaciones en los diferentes parlamentos, incluso el Europeo. Sin embargo, desde Portugal se entiende que ha sido una medida eficaz contra el COVID evitando su dispersión y afirman que los resultados comienzan a verse.

“Está muy bien tener un tren electrificado a Lisboa, pero no se puede ir de Valença a Tui”

decoration

El vicedirector del Agrupación Europea de Cooperación Territorial AECT Río Miño y diputado provincial, Uxío Benítez, lamentó que el primer ministro de Portugal, António Costa, visitara el territorio del Miño para anunciar el tren eléctrico entre Valença y Lisboa y no anunciara la apertura de la frontera ni las necesarias compensaciones por el daño económico que está causando el cierre a personas trabajadoras y empresas de una y de otra orilla.

“Está muy bien tener un tren electrificado a Lisboa pero a día de hoy no se puede ni ir entre Valença y Tui a pesar de que las situaciones sanitarias entre los ayuntamientos de ambas partes del Miño son muy semejantes”, señaló.

Comerciantes de la raya minhota preparan la protesta observados por la GNR. ANXO GUTIÉRREZ

El diputado insistió en que el territorio miñoto tiene una singularidad propia con respecto al resto de la frontera entre España y Portugal, ya que asume el 50% de los tránsitos de vehículos a pesar de tener apenas el 5% de la longitud total.

Destacó que resulta absurdo esgrimir por parte del primer ministro portugués la necesidad de un cierre sanitario cuando a día de hoy en los controles de la frontera el único que se hace es comprobar que la documentación de las personas que cruzan es administrativamente correcta “y ni siquiera se toma la temperatura”. 

Compartir el artículo

stats