Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tui prepara una feria de la calabaza por todas las parroquias

Hórreo con diferentes tipos de calabazas en el bar Pancho, en Tui.

Hórreo con diferentes tipos de calabazas en el bar Pancho, en Tui.

La comarca del Baixo Miño tiene una gran tradición de producción de calabazas. Agricultores e incluso locales de hostelería han organizado en los últimos años alguna muestra oficiosa de esta hortaliza con diseños peculiares y que atraen a un importante número de visitantes. Entre ellos estaba Telmo Alfaya, del Bar Pancho, cafetería de la parroquia de Randufe con un hórreo en su exterior donde cada año exponen una gran variedad de calabazas. Ahora, Telmo Alfaya y Juan Carlos Boo, presidente de la Asociación de vecinos Monte do Seo de Areas-Tui, han unido fuerzas para crear una feria oficial que tendría lugar este mismo año, presumiblemente durante todo el mes de octubre, la época por excelencia de las calabazas. Ambos vecinos están contactando con diferentes colectivos de las parroquias tudenses y con el propio Concello de Tui para dar a conocer el proyecto y para animarlos a participar, y el Ayuntamiento, según informan los organizadores del evento, ya se ha animado a colaborar. Por ello animan a los vecinos a sembrar la calabaza.

Porque esa es la clave de la feria: que cuanta más participación haya, mejor. Y es que la idea no es solo realizar una fiesta gastronómica (que en este caso tendría lugar en el centro del municipio, en la plaza de la Inmaculada), sino que habrá puntos de exposición en todas las parroquias de Tui. Así, se hará una competición entre los vecinos participantes de todas las parroquias y el vencedor será el que consiga un diseño más original de calabaza. También se organizarán rutas de esta hortaliza por estas zonas y que ya están siendo diseñadas.

El objetivo es, por una parte, poner en valor y revitalizar el rural con un producto que tiene múltiples variantes gastronómicas y, por otro, ser un punto de inflexión en la relación interparroquial tudense gracias a esos concursos. Además de la participación vecinal, los organizadores también llaman a los bares y los restaurantes a que se involucren colocando expositores de estos productos. “Queremos conseguir hacer de Tui un referente de la calabaza y del rural”, apunta Juan Carlos Boo. Para que sea un éxito, todo depende de que los vecinos se sumen ya que además ahora es la época para cultivar las calabazas.

La idea es que, si la iniciativa sale bien, se pueda sumar para la edición del próximo año a Valença y que la feria de la calabaza sea una feria de la eurociudad en el marco de la hermandad que históricamente une a ambos municipios transfronterizos.

Compartir el artículo

stats