Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los “yayoflautas” del Val Miñor se echan a la calle

El Movemento en Defensa das Pensións duplica integrantes pese a la pandemia, convoca protestas cada mes y lucha por plazas públicas de residencias

Jubilados en la concentración del último lunes en A Ramallosa. |

Jubilados en la concentración del último lunes en A Ramallosa. |

Son pocos pero activos y crecen en número pese a las restricciones de la pandemia. Los jubilados de Baiona, Nigrán y Gondomar se organizan para reclamar sus derechos y su lucha cobra fuerza con la desescalada. Se concentran una vez al mes para defender el sistema público de pensiones y emplazan a toda la sociedad de la comarca a secundar mañana sábado a las 12.00 en la alameda de A Ramallosa la convocatoria estatal que sacará a la calle a los pensionistas en toda España. El llamamiento es para los retirados, pero también, y sobre todo, “para aqueles que aínda non o están”. “Para que cando lles chegue o momento teñan unha cobertura suficiente para manter o nivel de vida, todos temos que defender un sistema de pensións público que é o máis solidario que existe”, dejan claro. Su movimiento sigue los pasos de los “yayoflautas” , aquellos indignados de mayor edad que revolucionaron las calles hace apenas una década para luchar por una jubilación digna desde la independencia política.

Llaman a participar en la protesta de mañana sábado a las 12.00 en A Ramallosa

decoration

La delegación miñorana del Movemento Galego en Defensa das Pensións nació hace tres años. Una docena de personas constituyeron un grupo activo para exigir una subida mayor a la del 0,25% que planteaba el Gobierno de Mariano Rajoy por aquel entonces. Sus primeros esfuerzos se centraron en dar a conocer su lucha por los centros vecinales y sumar adeptos. Convocaron las primeras concentraciones pero llegó la pandemia y su actividad se paralizó.

Tras la desescalada regresan a la calle con más fuerza. Han duplicado el número de afiliados, ahora son 25, y convocan todos los primeros lunes de mes a las 12.00 una protesta en la alameda de A Ramallosa. Llevan dos desde que se relajaron las restricciones y pretenden instaurar la cita en el calendario. “Sexamos seis ou sesenta aquí estaremos para menter o lume vivo”, comenta Antón García, portavoz del colectivo.

Contra las desigualdades

La defensa del sistema público de pensiones y la lucha contra los planes privados de empresa es el objetivo inicial de la plataforma. “Hay moitos intereses, financeiros, en que se implante a recomendación número 16 do pacto de Toledo de xeralizar os plans privados, que van derivar en desigualdade, en dous tipos de xubilados: os directivos que mediante aportación personal podan ter unha xubilación digna e unha gran masa de xente con traballos máis precarios e pensións moi reducidas”, afirma. La manifestación prevista mañana clamará asimismo contra la brecha de género que registran las pensiones, “dada a precarización laboral das mulleres”.

Hay 8.722 mayores de 65 años en la comarca y ninguna plaza pública de residencia

decoration

A la movilización por las pensiones añaden ahora otra centrada en la deficitaria atención asistencial de la tercera edad en la comarca. Son 8.722 los mayores de 65 años en el Val Miñor, casi el 20% de la población, y en torno a 7.000 mayores de 70, según los datos del colectivo. En Nigrán son 3.739 los habitantes que superan la edad oficial de jubilación, en Gondomar 2.564 y en Baiona 2.419. Pero no hay ninguna plaza pública de residencia en toda la comarca.

Los únicos servicios que ofrece el Val Miñor a los mayores son 22 plazas concertadas de residencia en Gondomar, que no están reservadas exclusivamente a vecinos de la comarca, y 40 de centro de día en Sabarís. “Estamos moi por debaixo dos parámetros da Organización Mundial da Saúde (OMS), que recomenda 5 prazas públicas de residencia por cada 100 habitantes maiores de 65 anos. En Galicia o promedio está en 3,46 prazas públicas e no Val Miñor, en cero”, recalca Jesús Rodríguez, otro representante de la organización.

Compartir el artículo

stats