DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un “alumno” peludo y de cuatro patas en las aulas

Los niños de la escuela infantil de Romariz participan en un taller de estimulación sensorial asistida por perros

Los alumnos de la escuela infantil de Romariz disfrutan de la actividad con la perra “Uma”, ayer.   | // FDV

Los alumnos de la escuela infantil de Romariz disfrutan de la actividad con la perra “Uma”, ayer. | // FDV

Los alumnos de la escuela infantil de Romariz, en Soutomaior, disfrutaron ayer de una compañera muy especial en las aulas. Una cariñosa perrita llamada “Uma”, de raza golden retriever, que durante la mañana visitó a los escolares dentro del programa juvenil de intervención social en los centros educativos organizado por el Concello de Soutomaior. La iniciativa busca, mediante la ayuda de los animales, mejorar las capacidades sensitivas y motoras de los alumnos.

Dado que el perro no habla el mismo lenguaje que ellos, los niños necesitan usar medios como el lenguaje corporal para entenderse. Una acción con la que los profesionales buscan que el niño empatice con el can y cree un vínculo con él para comprender cómo se siente. De esta manera se pretende mejorar la capacidad motora del alumno a la vez que se potencian sus habilidades de relación y expresión. Cualidades que mejorarán las relaciones interpersonales del niño durante toda su vida.

Los niños de Romariz durante la clase con la perra "Uma". / FdV

Desde la empresa organizadora de estos talleres aseguran que la relación con los perros incrementa los niveles de oxitocina en las personas. Una hormona que ayuda a disminuir el estrés, combatir los efectos de la depresión, a la vez que mejora la construcción de relaciones de confianza.

La concejala de Igualdade, Cristina González, participó en el desarrollo de esta iniciativa que calificó como “muy novedosa y práctica”. “Es todo un acierto apostar por los animales en la educación porque conectan con los niños de una manera muy especial y nos ayudan a inculcar valores muy positivos”, explica la edil.

Importantes resultados

A nivel general, la utilización de perros en las aulas para programas específicos de educación asistida, impartidos por técnicos especializados y coordinados con los profesores, contribuye de una forma muy positiva a la formación de los niños y se logran importantes resultados en varias facetas: incrementa la motivación, identifica problemas de socialización, fomenta los hábitos de lectura, disminuye la ansiedad, estimula su atención y concentración, y aumenta su autoestima y confianza.Además las mascotas mejoran las actitudes de los estudiantes con respecto a la escuela y, gracias a ellas, aprenden sobre la responsabilidad, el respeto y la empatía.

Compartir el artículo

stats