El 8 de abril se cumplía un año del fallecimiento del policía municipal de Nigrán Víctor Lomba a los 53 años y ayer recibió un emotivo homenaje en la plaza del Concello. Agentes policiales de todo el Val Miñor, bomberos del GES y funcionarios del Ayuntamiento nigranés participaron en el acto presidido por el equipo de gobierno municipal, durante el que se descubrió un monolito con una placa de bronce en su honor y se guardó un minuto de silencio.