Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hallan por segunda vez en año y medio cachorros abandonados en el mismo contenedor de Tui

Los animales, en la casa de la voluntaria que los acogió.

Los animales, en la casa de la voluntaria que los acogió.

El abandono animal está llegando a límites realmente preocupantes. También en Tui. Un vecino alertaba el sábado por la noche a la Policía Local de la presencia de seis cachorros en un contenedor de la zona de Bornetas, en la carretera N-551 que conecta Tui con A Guarda. Los agentes los encontraron en una situación preocupante: hacinados en una bolsa de plástico en el interior del contenedor, con notorios síntomas de hipotermia a causa de las bajas temperaturas y las fuertes lluvias que caían en ese momento y con signos evidentes de desnutrición. La Policía Local avisó inmediatamente a la protectora de animales del municipio, Aloia, que se hizo cargo de los animales, que solo tenían cuando los encontraron dos días de vida. El estado de los cachorros era preocupante, “límite”, por lo que fueron atendidos inmediatamente por un veterinario. Posteriormente, una voluntaria de la protectora que vive en el barrio de Rebordanes se hizo cargo de los perros, hasta que una pareja de Gondomar se ofreció a tenerlos en acogida durante un mes, después del cual volverán a la protectora y se les buscará una familia de adopción definitiva.

Las imágenes de las mascotas recién nacidas en el contenedor ponen los pelos de punta y la Policía Local ya está investigando al responsable de este acto de crueldad humana contra esos animales. Lo grave además es que es la segunda vez en año y medio que se encuentran cachorros en ese mismo contenedor. En octubre de 2019, la protectora Aloia recogió varios perros en ese colector de basura ubicado en plena carretera nacional que se asemejaban a los localizados este fin de semana. “Por deducción, creemos que son de la misma madre y que por tanto el responsable de estos abandonos tan crueles es la misma persona”, asegura el presidente de la protectora, Pepín Solleiro. Aunque la situación de los cachorros era completamente “límite” cuando fueron encontrados por la Policía Local de Tui, la esperanza es que los seis se salven de una muerte que parecía casi segura si llegaban a estar unas horas más en ese contenedor a la intemperie. Estos seis perros recién nacidos son de raza mestiza.

Los cachorros abandonados en el contenedor. Policía Local de Tui

La decisión de no castrar

El abandono animal sigue siendo un problema preocupante en muchos territorios de Galicia, y Tui no se salva de ello. Pepín Solleiro recuerda cómo no hace mucho una vecina que estaba paseando por los montes de San Antoniño, en el entorno de la parroquia de Malvas, vio en una pista a cuatro cachorros que apenas tenían un mes de vida, concretamente eran cuatro machos. “Es una lucha continua, ganamos batallas pero no la guerra. Y el motivo está claro: la gente sigue sin darse cuenta de le necesidad de castrar a sus mascotas. En muchos casos no lo hacen por ahorrarse unos euros, y ahora vemos las consecuencias: cachorros abandonados constantemente”, explica Solleiro. Ante las propias puertas de la protectora de animales Aloia ven habitualmente perros recién nacidos en cajas de cartón cuyos dueños se deshacen de ellos porque no pueden o no quieren quedárselos.

Otro fenómeno que se solía dar, aunque ahora se ha visto reducido, es el abandono por parte de cazadores de animales que ya no “les servían” para la actividad cinegética y que decidían deshacerse de ellos. Estos “descartes” de los cazadores llegaron a suponer el 70% de los animales que había en la protectora de Tui durante el año pasado.

Compartir el artículo

stats