Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los afectados por la revisión del catastro de Salceda podrán pagar en tres años la regulación del IBI

La alcaldesa de Salceda de Caselas, Loli Castiñeira, visita la información sobre el catastro que ha instalado el Concello para ayudar al vecindario en sus alegaciones a la revisión catastral. / FdV

La directora del ORAL, Inmaculada Viña, confirmó al Ayuntamiento de Salceda de Caselas, después de diversas consultas realizadas desde el equipo de gobierno, que el organismo de recaudación está en disposición de emitir de manera escalonada los recibos derivados de la regularización catastral que está llevando el Ministerio de Hacienda en Salceda y en otros municipios. De este modo, tal como trasladó la directora, en este año 2021 se emitirá además del recibo anual lo del año 2018, en el 2022 lo del 2019 y en el 2023 lo del 2020, dándose por finalizado de este modo el proceso de regularización.

Según informó esta tarde el gobierno local de Salceda, esta medida complementa las demás iniciativas que se llevaron a cabo desde el Ayuntamiento de Salceda de Caselas para ayudar al vecindario, en la medida del posible, a afrontar este proceso de regularización que de manera unilateral inició el Ministerio de Hacienda, y que supuso la emisión de más de 15.500 notificaciones al vecindario de Salceda. 

El gobierno municipal estudia también con el departamento jurídico la manera de solucionar uno de los mayores problemas que plantea esta revisión, que es lo de las parcelas que se consideran urbanas en los núcleos rurales desde lo 1997 con la aprobación de las normas subsidiarias vigentes, y que en realidad no reúnen los requisitos para edificar. En estos casos desde catastro se aplica un coeficiente reductor que va desde lo 0,6 hasta el 0,8 dependiendo de las características de las parcelas, pero el equipo de gobierno considera que estas parcelas, mal definidas en las normas subsidiarias, deberían quedar fuera de esta regularización. 

Modificación de la ordenanza

Además el gobierno municipal trabaja en la modificación de la ordenanza reguladora del IBI que permita una posible bajada del tipo impositivo. La alcaldesa emitió providencia de solicitud de informe a la intervención municipal ya el pasado 10 de marzo, informe que fue emitido ya el 22 del mismo mes, y que ahora está siendo estudiado para ver las posibilidades de modificación.

También el 25 de marzo, desde la alcaldía, se emitió providencia al departamento de servicios sociales para que emitan informe de las posibles bonificaciones sociales que se puedan llevar a cabo, y que será estudiado en cuanto se elabore. De todas las maneras, las posibles modificaciones de la ordenanza que se puedan aprobar, legalmente no se podrían aplicar hasta el próximo año.

El primero que se hizo desde el Ayuntamiento fue la creación de una oficina de asesoramiento con cuatro personas, que llevan revisado ya más de un millar de notificaciones, e informado a las personas afectadas de las maneras de presentar recursos en los casos en que corresponde hacerlo, indicaron en una nota de prensa.

La alcaldesa: "Hacemos todo lo que está en nuestra mano"

Con todo, en declaraciones a FARO la alcaldesa Loli Castiñeira afirmó que “hacemos todo lo que está en nuestra mano y tiene cabida legal para asesorar y ayudar al vecindario”.

Preguntada si el Concello podía ser más contundente y si el hecho de ser el partido que gestiona el Catastro ( PSOE) socio en el gobierno local le obligó a contener acciones para ser leal a esta formación indicó que “de ninguna manera”. “Hemos actuado con mucha responsabilidad, para nosotros el vecindario y Salceda de Caselas son lo más importante, ni el PSOE nos pidió nada ni nosotros actuamos conteniéndonos por lealtad a su organización, nuestra lealtad es con los vecinos y vecinas”.

Dicho esto y ante las críticas del PP que ha pedido un pleno extraordinario explicó que “desde que tuvimos conocimiento, en febrero, hemos estado explorando todas las posibilidades, nos reunimos de forma telemática con Catastro, dejamos muy claro que no era el momento de este procedimiento, pero para frenarlo tenemos las manos atadas por un organismo superior, nos encontramos con el anuncio de un día para otro y solo pudimos ponernos en marcha para ayudar al vecindario, quien diga otra cosa miente”, añade. También dijo que si bien Catastro actúa ahora “hay que recordar que la legislación que les permite actuar de forma unilateral parte de Ejecutivos gobernados por el PP”. 

Por otra parte en Mos, Catastro ya envió las primeras 2000 cartas e irá realizando el envío fraccionado y progresivo de estas cartas informativas a los contribuyentes mosenses, a razón de unas 2.000 cartas por semana hasta llegar a las 13.381 destinadas al vecindario de Mos.

Compartir el artículo

stats