Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los alcornoques de la Magdalena, en O Rosal, ya son "árboles singulares"

Los alcornoques ubicados junto a la capilla de la Magdalena, en O Rosal.

O Rosal ha visto cumplida una de sus grandes demandas naturales. Y es que la Consellería de Medio Ambiente anunció ayer que los alcornoques centenarios ubicados junto a la ermita de la Magdalena se incorporan al catálogo de Árbores Senlleiras de Galicia. El anuncio salió publicado en el Diario Oficial de la comunidad, que notifica su inclusión en este registro público, y en el que figuran todos aquellos ejemplares y especies que merecen una protección especial en atención a sus características singulares o excepcionales. Los alcornoques o sobreiras de la Magdalena pertenecen a la especie Quercus suber y constituyen un conjunto de cuatro ejemplares que cumplen con las condiciones señaladas en el decreto regulador del catálogo en cuanto a las excepcionales características de su porte y sus dimensiones, especialmente las de los tres ejemplares de mayor tamaño. Así, estos árboles de O Rosal llegan hasta los 22 metros de altura y su perímetro oscila entre los 3,7 y 4,3 metros.

El conjunto posee también unos notables valores estéticos y paisajísticos al encontrarse al pie de la capilla de la Magdalena, en la cumbre del monte que lleva el mismo nombre. De esta forma, la Xunta destaca también el valor histórico del conjunto ya que la ermita aparece mencionada en documentos del siglo XII, como perteneciente al Monasterio de Oia. También esta acreditado que el monte sirvió de emplazamiento de piezas de artillería, en las guerras con Portugal.

Tras la inclusión de los alcornoques de O Rosal, el catálogo de árboles singulares de Medio Ambiente de Galicia cuenta ya con un total de 179 elementos de 80 especies diferentes. A través de la catalogación se busca garantizar la protección y la conservación de los árboles al entender que, debido a su propia singularidad y características, merecen ser preservados e inventariados a través de esta herramienta de carácter administrativo.

En la solicitud presentada hace algo más de un año para que los alcornoques de la Magdalena fueran catalogados como árboles singulares, el Concello y la comunidad de montes de Eiras, destacaban además que desde donde están situados estos ejemplares se puede contemplar “una interesante panorámica de la ribera del río Miño y de su estuario”. También ensalzaban las tradiciones, pues en las inmediaciones de estos alcornoques tiene lugar anualmente una romería, concretamente en el mes de julio.

“Para nosotros es muy importante que se reconozca la riqueza histórica, ambiental y patrimonial que tenemos en el municipio y estos árboles no solamente contaban con las condiciones idóneas para ser incluidos en el catálogo gracias a su porte, sino también por el paraje singular en el que se encuentran”, destacó la alcaldesa de O Rosal, Ánxela Fernández, tras confirmarse la catalogación por parte de la Xunta de los alcornoques de la Magdalena.

Compartir el artículo

stats