Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pazos saborea su “cacheira”

La popular cita gastronómica se celebra en versión “take away” con degustaciones familiares | Se despacharon 250 raciones

Preparación de las raciones para llevar en la XX edición de la Festa da Cacheira de Pazos. | // FDV

El Concello de Pazos de Borbén no quiso renunciar a su cita gastronómica más popular, la Festa da Cacheira, aunque obligados por las circunstancias actuales tuvo que ser de una manera muy diferente. La tradicional degustación multitudinaria fue sustituida por una versión “take away”, para disfrutar cada uno en su casa con un estricto protocolo de protección sanitaria. En total, según la organización, se despacharon 250 raciones en la XX edición de la fiesta, más familiar que nunca obligados por la pandemia de coronavirus.

El tradicional pregón corrió a cargo del artesano local Álvaro Martínez Leiro y fue emitido por streaming para todos los vecinos.

Mantener la tradición

“La edición más local de la historia de la cacheira”, como la calificó el alcalde, Andrés Iglesias, tenía como objetivo mantener viva la celebración a pesar de la pandemia y las restricciones sanitarias que impiden las aglomeraciones. “Lo importante era mantener la tradición y que los vecinos puedan celebrarlo en familia”, explicó el regidor.

Todos los actos tradicionalmente asociados a la celebración se realizaron igualmente y se pusieron a disposición de los vecinos a través de una serie de vídeos que el Concello difundió a través de diversas redes sociales.

Protocolos sanitarios

La celebración contó con todos los protocolos sanitarios exigidos por las autoridades sanitarias, por lo que todo el personal implicado en el proceso de elaboración y en el reparto de las raciones fue sometido previamente a un test de antígenos. Además, el Concello habilitó una zona especial para que los vecinos pudieran recoger sus raciones de “cacheira” sin tener que bajarse de sus vehículos. Así, aunque nada tuvo que ver con la tradicional fiesta, los vecinos pudieron degustar su plato más preciado.

Compartir el artículo

stats