El pleno del Concello de Pazos de Borbén aprobó su primera ordenanza de emergencia social, una normativa que regulará la gestión municipal de las ayudas destinadas a evitar situaciones de exclusión social y que el gobierno local saca adelante “ante el aumento de solicitudes derivadas de la pandemia”, indicó la concejala de Servizos Sociais, Eloisa Nogueira.

Así, según explicó, hasta ahora en los presupuestos se incluía una partida para atender los casos de vecinos que pasaban por situaciones económicas complicadas, pero el Concello carecía de una normativa específica que regulase el proceso. “Para los Servizos Sociais esta regulación es un paso adelante y una herramienta que nos ayudará a ser más agiles y eficientes ayudando a las familias que lo necesitan. Nuestro objetivo es conseguir que ningún vecino se quede atrás”, puntualizó la edil.

Ahora, gracias a la nueva ordenanza, desde la oficina de Servizos Sociais se podrán cursar y gestionar ágilmente todas las ayudas de emergencia social que ponen a disposición de los vecinos el consistorio y la Diputación. Entre estas ayudas destacan las destinadas a la compra de alimentos, productos de higiene, ropa y electrodomésticos básicos además de las destinadas al pago de suministros del hogar, medicamentos y elementos de ayuda a la infancia entre otros gastos básicos.