Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La flor de Oriente deslumbra en Soutomaior

Los recorridos guiados por el Jardín de Excelencia Internacional del castillo se retoman con la floración de la camelia y el levantamiento de las restricciones de movilidad

El grupo de visitantes, ayer, durante el recorrido por los jardines del castillo de Soutomaior. / A.P.

La camelia, también conocida como flor de Oriente, llena de color desde el pasado mes los jardines del castillo de Soutomaior, destacando entre decenas de especies centenarias como castaños, robles, secuoyas, cedros y araucarias, entre otros. Un grupo de nueve personas tuvo ayer la oportunidad de disfrutar de este recorrido botánico con un guía gracias a la iniciativa puesta en marcha por tercer año consecutivo por la Diputación de Pontevedra, actual propietaria de la fortaleza medieval.

Los visitantes, además de conocer todas las variedades de camelias del Jardín de Excelencia Internacional del recinto, distinguido con el sello Observer de turismo científico, así como su origen, cuidados y curiosidades, este año como novedad y coincidiendo con la programación enmarcada en el 8M, la visita incluyó el recorrido por el denominado “Xardín de Camelia con nome de muller”. En concreto se trata de una idea puesta en marcha este año con una plantación de camelias con nombre de mujer, creando un rincón nuevo en los jardines del castillo. La primera camelia de este jardín fue la variedad María Vinyals a la que se sumaron a lo largo del año la de Rosalía de Castro, Bella Otero y Jane Andersen, y, próximamente se completará con otras dedicadas a la pianista y pedagoga Sofía Novoa y a la pintora Maruja Mallo.

Diferentes colores y formas

El recinto de la fortaleza cuenta en la actualidad con más de 200 camelias de hasta 25 variedades distintas, de diferentes colores, tamaños y formas, que acompañan al visitante durante todo el recorrido. Varios de ellos son ejemplares centenarios que en su día tuvieron el privilegio de ser las primeras plantas de camelia de Galicia, que incrementan el atractivo de un lugar enmarcado en la Ruta de la Camelia y reconocido como Jardín de Excelencia Internacional de Camelia desde 2012.

Las camelias del Castillo de Soutomaior: Un tour botánico para los cinco sentidos Agencia ATLAS

Algunos de los participantes en la ruta era la primera vez que visitaban el castillo de Soutomaior, como la viguesa María Gallego. “Me fascinaron los jardines y sus camelias, no esperaba encontrar tantas especies distintas y también es muy llamativo lo bien cuidado que está todo el recinto”, afirma. Respecto a la ruta guiada considera que es “muy recomendable”.

"Los ejemplares catalogados como 'árbores senlleiros' le dan valor a la visita"

decoration

Otro de los visitantes, el coruñés Fernando Román, acudió desde la ciudad herculina para conocer el castillo y sus jardines aprovechando las rutas guiadas. “Sobre todo lo que me interesaba era el jardín botánico y las distintas especies de árboles que tienen, creo que los impresionantes ejemplares catalogados como árbores senlleiros [una secuoya de más de 40 metros de altura, una araucaria y un cedro japonés] le dan valor a la visita”, apunta, aunque también reconoce que la ruta de la camelia le resultó “muy interesante”.

A Lucía Iglesias, de Silleda aunque residente en Vigo, la visita le resultó muy didáctica para conocer mejor esta flor de invierno. “La camelia es ya un símbolo de Galicia, desde siempre está entre nosotros, pero apenas sabemos sobre ellas. Con estos recorridos aprendes muchas cosas sobre esta flor de una manera amena. Me encantó”, indica tras realizar la ruta.

María Vinyals

Otra de las participantes en el recorrido, Alba V., reside en Alemania, aunque aprovechó que se encontraba pasando unos días con su familia gallega para visitar el castillo. “Creo que es una iniciativa muy buena y lo que más me llamó la atención fue el jardín con camelias con el nombre de mujeres destacadas de Galicia. Gracias a esto conocí la historia de María Vinyals, me parece una forma original de poner en valor su legado”, concluye.

Compartir el artículo

stats