El Concello de Mos ha acordado en su primera comisión de seguimiento del nuevo procedimiento de valoración catastral una bajada de impuestos para compensar el “catastrazo” anunciado por el Ministerio de Hacienda. La intención del gobierno local es reducir el IBI, el impuesto de rodaje y solicitar al ORAL la posibilidad de fraccionar al máximo el pago de impuestos de los contribuyentes.

Dicha comisión, integrada por la alcaldesa Nidia Arévalo, los portavoces de los cuatro grupos presentes en la Corporación, la edil no adscrita, el secretario y el tesorero municipal, se constituyó durante el pasado pleno, cuando el gobierno local presentó una moción de urgencia para solicitar una moratoria de dos años de la revisión catastral.

Desde que el Concello tuvo conocimiento de dicho procedimiento el pasado 18 de febrero, ya se presentó la pertinente alegación y la solicitud de moratoria. A mayores, aunque el plazo de presentación de alegaciones todavía no ha concluido, por lo que no hay aún contestación por parte del Catastro, el Concello de Mos ya ha puesto en marcha una serie de medidas para intentar reducir el impacto del “catastrazo” en los bolsillos de los mosenses.

Consisten en solicitar al ORAL el máximo fraccionamiento de los pagos de impuestos; bajar el tipo impositivo del IBI al mínimo; reducir el impuesto de rodaje; y estudiar con el Catastro la posibilidad de bajar el valor del suelo para que el importe a pagar por los particulares sea menor.

En la comisión, Arévalo volvió a expresar su “disgusto como alcaldesa por el mal comienzo del Catastro en este procedimiento; actuaron sin previo aviso y sin respetar la autonomía municipal, ya que la Administración local tiene derecho a decidir en qué momento se hace una ponencia de valores de este tipo y, desde luego, este no era el momento, en plena crisis económica derivada del COVID-19”.

La regidora de Mos también insiste en que “el argumento de que esta revisión entra en vigor por la aprobación del Plan Xeral de 2017 es incierto, ya que las normas urbanísticas de Porriño son de 2014 y Salceda no tiene PXOM, y también son municipios que se ven afectados por este procedimiento”.