Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La biblioteca de Porriño se reinventa en pandemia

Aprovechó el cierre de febrero para renovar el mobiliario y crear nuevos espacios

La sala de lectura estrena mobiliario y equipamiento informático. // D.P.

La sala de lectura estrena mobiliario y equipamiento informático. // D.P.

Entrar en la biblioteca de Porriño ya no es un ritual dedicado al silencio para evitar perturbar el estudio de jóvenes, universitarios u opositores. La sala, al igual que otros espacios y servicios públicos y privados, se ha reinventado en tiempos de pandemia y se ha transformado en un lugar multifuncional abierto a los vecinos. La primera de las iniciativas para llevar a cabo esta metamorfosis fue la apertura en junio del año pasado de un aula del estudio en el Centro Cívico; pero, tras este último cierre de las instalaciones en febrero para frenar los contagios de COVID-19, la instalación municipal ha reabierto esta semana completamente renovada y adaptada a una nueva realidad conectada el mundo de la lectura.

El cambio más visible impulsado por la Concejalía de Cultura es la apariencia de la sala principal, reconvertida en sala de lectura, socialización y participación ciudadana gracias a su nuevo mobiliario. A esto hay que sumar una distribución más atractiva y una ampliación de la colección bibliográfica de referencia, que convive con el nuevo equipamiento informático: tabletas y portátiles que sustituyen a las antiguas CPU.

Nuevo buzón de devolución de libros en el exterior. | // D.P.

De esta manera, la biblioteca ofrece dos espacios para dos usos diferentes. Por un lado, la sala de estudio en el Centro Cívico, donde los estudiantes cuentan con la temperatura, la luz y el silencio que necesitan para concentrarse en su tarea; y, por otro lado, la propia biblioteca, transformada en un lugar de convivencia.

Otra novedad es el buzón de devoluciones instalado en el exterior del edificio, al lado de la plaza de aparcamiento reservada por 15 minutos para realizar trámites rápidos en la biblioteca. Esto permite a los usuarios devolver los libros en préstamo las 24 horas del día, los 365 días del año. Se colocó durante el cierre obligatorio requerido por la situación sanitaria y permanecerá ahí de forma permanente para facilitar a los usuarios sus devoluciones y así fomentar la lectura.

Por otra parte, al margen de los libros, pronto la biblioteca de Porriño ampliará su oferta cultural, pues se implementará “eFilm”, una plataforma de préstamo audiovisual en streaming. Así, únicamente con la tarjeta de usuario de la biblioteca de Porriño, los vecinos podrán acceder a miles de películas, series y cortometrajes de diferentes estilos, desde cine español, hasta europeo, independiente y clásico. Además, el catálogo de “eFilm” también planea incluir conciertos y cursos de idiomas legales y gratuitos para toda la comunidad adscrita a la biblioteca porriñesa.

Junto a las nuevas propuestas, como un ciclo de cine con pases el último viernes de cada mes, coordinado por Rebobina Asociación Cultural, hay otras que se han adaptado a estos tiempos. Es el caso del club de lectura, actividad que continúa de manera virtual con gran éxito.

Compartir el artículo

stats