El tercer condenado por furtivismo de la ría de Vigo deberá compensar a la Cofradía de Pescadores A Anunciada de Baiona con 4.709 euros por esquilmar el percebe de la costa miñorana durante cinco años. Así lo ha decretado el titular del Juzgado de lo Penal Número 2 de Vigo esta mañana tras declararse el acusado culpable de un delito continuado contra los recursos naturales y el medio ambiente.

La vista fijada para hoy no llegó a celebrarse finalmente al aceptar el percebeiro ilegal la condena propuesta por la Fiscalía, que rebajó su petición inicial de 8.000 euros de multa. Se acordó asimismo el decomiso de los efectos intervenidos en diversas ocasiones por los guardapescas de la Cofradía y la inhabilitación del acusado para pescar o mariscar y durante dos años.

Hace apenas un mes del primer juicio penal de la ría de Vigo contra día furtivos. En aquella ocasión, se sentaban en el banquillo, también a raíz de las denuncias de la Cofradía de Baiona, otro viejo conocido de los guardapescas y un colaborador que lo ayudaba en el transporte de la mercancía y la vigilancia de la costa mientras arrasaba el percebe de las rocas. Ambos aceptaron también 15 meses de prisión, aunque finalmente les fue suspendida la pena de cárcel a condición de que no vuelvan a delinquir en día años. Se les impusieron cerca de 10.000 en concepto de multas y compensaciones al pósito