El gobierno de Baiona trabaja en la redacción de unas bases para la concesión de ayudas directas a la hostelería y al comercio locales además de promover un plan de reactivación económica de ambos sectores. La línea de subvenciones repartirá 100.000 euros procedentes del remanente de tesorería, aunque por el momento no ha trascendido la cantidad que podrá recibir cada solicitante.

Tras mantener diversos encuentros con los representantes de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Baiona (Aceba) para analizar los perjuicios que las restricciones sanitarias ocasionan a bares y restaurantes y tiendas en general, el alcalde, Carlos Gómez Prado, asegura que “todos los esfuerzos de las instituciones y asociaciones deben centrarse en trabajar conjuntamente en el apoyo a los negocios de proximidad” . En este sentido, el regidor confirma que los establecimientos hosteleros quedarán de nuevo eximidos de la tasa de terrazas este año, lo que supone otros 90.000 euros para las arcas municipales.

El plan de ayudas baionés llega después de que ayuntamientos vecinos como Nigrán hayan anunciado ya una segunda vuelta de subvenciones tras abrir el plazo para solicitar las primeras y de que Gondomar prepare las suyas para febrero.