Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gondomar comprará un centenar de purificadores de aire para los colegios

Un aula del CEP Neira Vilas de Peitieiros, el primero en instalar filtros HEPA costeados por las familias y profesores. |   // CEDIDA

Un aula del CEP Neira Vilas de Peitieiros, el primero en instalar filtros HEPA costeados por las familias y profesores. | // CEDIDA

La polémica de los purificadores de aire con filtros HEPA que la Xunta desaconseja y el CSIC recomienda en las aulas regresa a la actualidad. Y lo hace de nuevo en Gondomar. El municipio lleva la delantera en el asunto en Galicia. Uno de sus colegios, el Neira Vilas de Peitieiros, fue el primero en instalar hasta 17 aparatos que reducen la carga viral y permiten subir la temperatura ambiente con las ventanas cerradas durante más tiempo. Los costearon padres y profesores tras reunir 5.100 euros en una colecta relámpago en octubre. Ahora será su Concello el pionero en la comunidad en comprar hasta un centenar de equipos para todos sus centros educativos.

La ola de frío hace cada vez más cuesta arriba la ventilación en clase y las asociaciones de padres han pedido ayuda al gobierno municipal. Tras una reunión esta semana, el alcalde, el socialista Francisco Ferreira, se ha comprometido a gestionar la compra y asumir el coste, al menos en su mayor parte. “Si la Xunta, que tiene las competencias, no lo hace, nosotros vamos a dar ese paso porque es muy necesario. No tenemos por qué tener a los niños con las ventanas abiertas a 5 grados”, argumenta.

El regidor apoya a las familias y docentes en sus reivindicaciones ante la Consellería de Educación. Al menos dos centros del municipio, el colegio Souto-Donas y el instituto Auga da Laxe, habían iniciado gestiones para adquirir sus propios purificadores tras los pasos del de Peitieiros en octubre. Pero finalmente las paralizaron por orden de la Inspección Educativa. Unos días más tarde, el departamento autonómico hacía público un protocolo de ventilación en las escuelas que apuntaba al uso de filtros HEPA solo “de manera excepcional y complementaria”.

Entre 15.000 y 20.000 euros

Dos meses después, con las gélidas mañanas de enero y la demanda de las familias encima, Ferreira y su equipo calculan las necesidades de los centros, número de aulas, comedores, etc. para elaborar un presupuesto y solicitar precios a establecimientos comerciales. “Serán en torno a cien purificadores los que tendremos que comprar para las seis aulas de los CRA Antía Cal, para la guardería, el conservatorio, para los dos institutos y para los colegios de primaria Souto-Donas, Chano Piñeiro y Serra-Vincios. Al Neira Vilas lo compensaremos con más aparatos o ya veremos”, explica. El Concello aportará “entre 15.000 y 20.000 euros”, apunta el regidor. Si no es suficiente prevé recurrir a aportaciones de los padres o entidades como las comunidades de montes.

Para concretar, el alcalde mantendrá una reunión mañana lunes con los directores de los centros y representantes de las familias. El siguiente paso será comunicar de manera oficial a la Consellería la decisión. “Informaremos por escrito de que vamos a comprar los filtros HEPA para las aulas y que los ponemos a disposición de los centros. Que manden una orden y lo impidan”, advierte.

Ferreira espera resolver la compra en dos semanas y que los aparatos estén funcionando en febrero. “Ya vamos tarde, porque ya tenían que estar en marcha pero mejor tarde que nunca. Aquí estamos todos de acuerdo y hay informes científicos que avalan la eficacia de los filtros. Si la Xunta no asume el coste, lo hacemos nosotros. Ahora no hay excusas. Se los dejaremos en la puerta y si no permiten utilizarlos veremos qué pasa”, añade.

Compartir el artículo

stats